El feminismo de Camille Paglia

0
282

La editorial Turner crea una nueva colección, Turner Minor, que busca dar respuesta a las inquietudes de más candente actualidad. Los dos primeros números han sido: Feminismo pasado y presente de Camille Paglia y Aprender con big data de Viktor Mayer-Schönberger y Kenneth Cukier. La primera obra se compone de cinco ensayos, algunos de ellos han sido conferencias de la autora, sobre distintos aspectos del feminismo del pasado y del actual.

Camille Paglia es profesora de humanidades y de estudios de la comunicación en la University of the Arts de Filadelfia y representa el pensamiento libre promovido en los sesenta; así, afirma haber luchado en esa década por sus derechos como mujer y por la libertad de expresión. Aún así, se debe conocer que se considera una feminista “incómoda” y no tiene tapujos por exhibir los pensamientos, carencias o incoherencias de sus adversarios.

A través de una serie de ensayos expone con humor e irreverencia sus reflexiones acerca del feminismo, de las nuevas corrientes que han surgido y de la educación. Rechaza algunos de los actuales planteamientos de este movimiento y afirma continuar en la senda que marcó Simone de Beauvoir. Establece, incluyendo referencias a la cultura popular, la problemática que existe entre el arte, la belleza y la mujer, y lo ejemplifica a través de distintos sectores culturales.

A pesar de argumentar sus opiniones, algunas de ellas resultan tremendamente controvertidas, y quizás hasta reprochables, como restar responsabilidad a un varón en un caso de violación, aludiendo que una mujer ha de decidir «con prudencia dónde ir y qué hacer» (pág. 23); probablemente sucedan más violaciones, abusos y agresiones contra la mujer que casos en los que estas actúan victimizándose. Desgraciadamente y siendo conscientes de los acontecimientos ocurridos en los últimos meses, quizás las campañas sobre agresiones sexuales no sean ni tan exageradas ni tan alarmistas.

Tampoco respaldo su propuesta de no apoyar a más mujeres para acceder al poder, ya que, según Paglia, no es necesario porque ya existen candidatas como Hillary Clinton. Si no secundáramos y estimuláramos al género femenino para ascender y llegar a los puestos más altos, una mujer nunca podría alcanzarlos: que exista una minoría de mujeres ejerciendo la política, no significa que haya una igualdad real en la sociedad. Flaco favor hacemos a nuestras compañeras si no las respaldamos en su dura y meritoria ascensión.

Esta escritora también realiza un didáctico recorrido por la historia del feminismo y descubre a los lectores mujeres importantes, reales y pertenecientes al universo de la ficción, que podrían influir en este movimiento. De igual modo, son interesantes sus propuestas sobre la incorporación de la educación sexual en los programas escolares, su denuncia a la cultura de este siglo, obsesionada con la juventud, y sus consideraciones acerca de si un movimiento está ligado a una ideología política.

Feminismo pasado y presente de Camille Paglia ofrece otra visión del feminismo, poco tolerante, pero que enriquece un movimiento que se encuentra en pleno auge.

Dejar respuesta