El falso accidente de avión que se gestó en las redes sociales

0
179

El pánico reinó durante escasos veinte minutos cuando, a raíz de un tweet del 112 Canarias, muchos creyeron que un avión comercial con más de cien pasajeros a bordo se había precipitado al mar cerca de Gran Canaria. Afortunadamente la información resultó ser falsa al confundirse la silueta de un barco remolcador con la de una aeronave.

Autor JAVIER CELARD (@javicelard)
Twitter. JAVIER CELARD

 

Fue a las cuatro de la tarde (hora peninsular) del día de ayer cuando comenzó a circular la noticia de un posible accidente aéreo en aguas canarias. La fuente de dicha información era nada más y nada menos que la cuenta oficial en Twitter del servicio de emergencias de la comunidad autónoma en cuestión, con más de 53.000 seguidores que la consideraban hasta el momento una fuente creíble. Tal vez fue esa confianza lo que provocó que los grandes medios nacionales se hicieran eco del suceso y decidieran incluir la trágica noticia en sus portadas digitales.

El tweet no daba cabida a ninguna duda e incluso se respaldaba en una supuesta llamada recibida por parte del Centro de Control del Aeropuerto de Gran Canaria que notificaba el suceso. Ocho minutos después ‘@112canarias’ escribía otra vez para comunicar la falsa alarma: “Respecto piosible accidente avión, SAR, Control Aéreo y helicóptero #GES confirman que se trata de remolcador tirando de una embarcación” [sic]. Pero a pesar de su rapidez el pánico quedó extendido en las redes sociales y muchos ciudadanos se hallaron aún confundidos acerca de lo que realmente había ocurrido. No sería hasta que AENA hiciera también uso de su cuenta en Twitter para desmentir la noticia que concluiría el estado de alerta.

Tweet de @112canariasPara entonces ya se habían desplazado los servicios de emergencia a la costa más cercana del presunto siniestro y la ministra de Fomento Ana Pastor, que se encontraba en Tenerife, había dado la orden de cancelar su agenda y desplazarse de inmediato a la isla vecina para asesorar lo ocurrido. Horas después explicaría a la prensa que la falsa alarma fue iniciada por un ciudadano que llamó al 112 pensando haber visto un avión en alta mar, algo que habían respaldado a posteriori otras instituciones sin haber contrastado su información.

Las redes sociales y su inmediatez convirtieron el falso accidente en un espectáculo mediático, incluso dando cabida a la burla y los montajes fotográficos. Pero las verdaderas imágenes del barco remolcador no tardaron en circular por Twitter, convenciendo así a los últimos escépticos de que no se había producido ninguna tragedia en la costa canaria.

 

Dejar respuesta