El extraño caso de Flappy Bird

0
131

El pasado día 9 de febrero Flappy Bird, el extraordinariamente exitoso juego para dispositivos móviles, fue retirado de la App Store y de Google Play por su creador, el vietnamita Don Nguyen, quien no ha dejado claras las razones de su decisión. No han tardado en aparecer numerosos clones, incluso malware, aprovechándose del filón de oro que Flappy Birds ha dejado sin explotar.

Flappy BirdFlappy Bird es un juego muy sencillo que basa su descomunal éxito en ser muy adictivo. Consiste en hacer volar a un pájaro a través de unas tuberías muy similares a las de Super Mario, dando toques a la pantalla del móvil. Don Nguyen lo programó en apenas dos noches y lo lanzó al mercado de forma gratuita en mayo del 2013.

A partir de entonces, el juego comenzó a generar inmensos beneficios, obteniendo un promedio máximo de 30.000 euros al día a través de la publicidad. Pero su enorme fama ha provocado que su creador se viera abrumado hasta el punto de cortar el problema desde la raíz: eliminando el juego de Google Play y App Store. “Puedo decir que Flappy Bird es mi éxito. Pero también arruina mi vida sencilla. Así que ahora lo odio”, decía en su cuenta de Twitter, @dongatory. A pesar de haber recibido amenazas de muerte por parte de algunos fanáticos del juego o una carta de Nintendo a modo de toque de atención por su resemblanza gráfica con Super Mario, todo parece indicar que su retirada se debe al exceso de atención al que se ha visto sometido Nguyen.

Esto provocó que florecieran subastas online en las que se vendían móviles con el juego instalado, alcanzando una media de 350 euros. Muchas tuvieron que ser canceladas, pues las políticas de Apple impiden que se venda un teléfono con aplicaciones ya descargadas. Aprovechando el hueco que ha dejado Flappy Birds numerosas compañías han lanzado clones del juego, como Flappy Bird Flyer (de pago), Splashy Fish, Ironpants o Flappy Bee, que ha tenido que cambiar su nombre a Jumpy Bee después de que las tiendas online de Google y Apple comenzaran a rechazar juegos con la palabra “Flappy” en sus nombres por “publicidad engañosa”.

Fotografía: Flappy Bird

Dejar respuesta