El Eurobasket, día a día: Jornada 11 – A semifinales!!!

0
126

La emoción y los nervios van subiendo más en cada partido. Ronda a ronda, vemos mejores encuentros y cada vez más decisivos. Pero la Selección Española no se achanta e, incluso, parece que la motivación de la importancia de los partidos hace que juegue mejor. El partido contra Alemania fue un sensacional recital de juego atacante, pero, sobre todo, defensivo. La consecuencia: sólo quedan dos partidos para el deseado oro.
 
La tensión se respiraba en la atmósfera. El ambiente era el de los partidos importantes. Está claro que España es mejor que la selección alemana, pero a un único partido, nunca se sabe: pueden tener un mal día y el sueño del Europeo se acaba. No solo para los jugadores y cuerpo técnico sino también a los miles de aficionados que abarrotaban las gradas. Es cierto que había algunos huecos pero, en general, la gente disfruto con la que están seguros que es su selección. Multitud de caras conocidas en los palcos, futbolistas, presentadores, políticos, etc. y como representantes de la Familia Real, los Príncipes de Asturias que vibraron como dos aficionados más ante el interesante partido.

El encuentro empezó frío. Cuando apenas se llevaba un minuto disputado, el juego tuvo que ser parado por los árbitros. Uno de los marcadores que encima las canastas indican a los jugadores y a todo el pabellón el tiempo de posesión no funcionaba. Después de diez minutos de intentos para arreglarlo, los árbitros acordaron la mejor de las soluciones: el speaker anunciaría a los jugadores cuando faltaran ocho segundos para la finalización de la posesión.  Ya en el segundo tiempo los dos marcadores funcionaban perfectamente y no hubo mayores problemas pero una ciudad que quiere celebrar unos Juegos Olímpicos debería evitar dar esta mala imagen de organización.

Después de este incidente, el partido continuo bastante igualado aunque España fue poco a poco cogiendo algo de ventaja hasta llegar al descanso con una diferencia de 13 puntos sobre los alemanes. Pero en la segunda mitad el equipo germano se descompuso ante la superioridad de los de Pepu que jugó con el que el año pasado había sido el quinteto titular en gran parte de los partidos del Mundial de Japón. La imagen de su gran estrella, Dirk Nowitzki, sentado en el banquillo y desolado ante la espectacularidad española dio a entender que Alemania tiraba el partido.

El pívot alemán no tuvo su noche ya que sólo anotó 11 puntos debido a la ejemplar defensa que llevó a cabo España y, más concretamente, Felipe Reyes, que fue su marcador. En el equipo de la “Ñ” destacaron también, un día más José Manuel Calderón, que con 17 puntos se convirtió en el máximo anotador del partido, y Marc Gasol por la cantidad de rebotes tanto ofensivos como defensivos que realizó.

Por tanto, España espera ya a su oponente en semifinales que saldrá del partido Grecia – Eslovenia. Los que también pasaron a la siguiente ronda fue el equipo ruso, que venció por cuatro puntos a los franceses. El encuentro fue muy igualado y solo el fallo en los últimos momentos de Tony Parker impidió que Francia fuera a la prórroga y que luchara por las medallas. El rival de Rusia para semifinales saldrá del encuentro Croacia – Lituania.
 

Partidos de Cuartos de Final
(13 de Septiembre de 2007)
España – Alemania: 83 – 55
Rusia – Francia:
74 – 71

Dejar respuesta