El espejo satírico de Arsenio Escolar

0
353

Los últimos años en España han constituido una decadente sucesión de acontecimientos relacionados con la corrupción, los escándalos políticos y las crisis gubernamentales. En este marco ve la luz el último volumen de Arsenio Escolar, Arsénico sin compasión: un repaso satírico a los personajes más controvertidos del panorama nacional.

Arsenico-Arsenio-Escolar-Editorial-Peninsula_EDIIMA20140918_0144_14En la tradición poética española la sátira tiene un lugar destacado. Cultivada por escritores como Góngora o Quevedo, evidencia que pocas cosas son más ingeniosas que la mofa a la ibérica. Arsenio Escolar (Torresandino, 1957), que compaginó su formación periodística con la de filólogo, derrocha un talento sin límites a la hora de caricaturizar con palabras. Empezó escribiendo versos mucho antes de dedicarse al mundo de las noticias -como él mismo declara en el epílogo que acompaña a Arsénico sin compasión, editado por Península-, y homenajea al citado y antiquísimo género con una radiografía en verso de la actualidad española reciente. 

La tensión social, los acuciantes y graves problemas que están convirtiendo a España en un país deficitario en todos los aspectos y la pérdida de la confianza que la ciudadanía depositó en algún momento en los líderes políticos son el agua que riega estos versos, que, organizados en sonetos, redondillas o cuartetas, sacan a la palestra a deportistas y famosos, pero también, y sobre todo, a políticos y toda la estirpe real. Ministros, presidentes y presidentas, izquierdosos y derechosos: para todos tiene cuerda el autor, que se luce en esta ocasión dejándonos una colección de versos realmente brillantes e ingeniosos.  “He procurado disparar mis versos indiscriminadamente, en todas las direcciones políticas, y también he intentado que ninguno de los grandes asuntos de la vida pública de esta España de la crisis, los recortes, la desigualdad, la corrupción o el descrédito de la política quede fuera. (…) Y como el humor bien entendido empieza por uno mismo, hago risa y mofa de mí mismo en el título del libro, que juega con mi propio nombre [refiriéndose a la película Arsénico por compasión]”, apunta Escolar en su epílogo.

Obama, Wert, Rubalcaba, Rafa Nadal, Cospedal, Belén Esteban, Zapatero, Esperanza Aguirre, Ana Botella; incluso el nuevo protagonista político, Pablo Iglesias -líder de Podemos- o el recién estrenado rey, Felipe VI… son algunos de los ejemplos en los que Escolar hace diana con su privilegiada pluma y su delicioso ingenio; asimismo, resultan especialmente destacables los versos dedicados al plasmático Mariano Rajoy, actual presidente del Gobierno. Sin duda, estamos ante un ejercicio creativo que nos devuelve el reflejo literario de una sociedad cuyos esquemas parecen responder más a los de una ópera bufa que a los de un país serio. 

Dejar respuesta