El equilibrio de Ancelotti mantiene al Madrid en cabeza

0
65

El conjunto del técnico italiano saltaba al césped del Alfonso Pérez presionado tras conocer las victorias de Barcelona (6-0 frente al Rayo Vallecano) y Atlético de Madrid (3-0 al Valladolid) y necesitaba obtener los tres puntos para mantenerse en la lucha por la Liga. Los de Luis García, señalado por los malos resultados de los últimos meses, tenían la necesidad de puntuar para no caer a los puestos de descenso. Empresa muy difícil ya que el potencial del Madrid, a pesar de contar con la baja de Cristiano Ronaldo, resultó imparable y no pudieron evitar caer por 0-3.

Xabi Alonso (32), destacado en la buena racha del Madrid. Foto: Anna Enríquez (flickr)
Xabi Alonso (32), destacado en la buena racha del Madrid. Foto: Anna Enríquez (flickr)

El Getafe salió con Moyá, Valera, Alexis, Lisandro, Vigaray, Borja, Juan Rodríguez, Pedro León, Gavilán, Diego Castro y Colunga. El Madrid con Diego López, Pepe, Ramos, Benzema, Bale, Marcelo, Xabi Alonso, Arbeloa, Modric, Jesé y Di María.

Antes de que se cumpliera el minuto 5 ya ganaba el Madrid por 0-1. Arbeloa recuperó un rechace y cedió con la cabeza a Bale que le dio una asistencia, la novena de la temporada, a Jesé que culminó una bella jugada con un remate cruzado con el exterior del pie. Su disparo se coló por el lado izquierdo de la portería de Moyá y supuso el quinto gol del talentoso canterano en Liga.

El partido era lento, poco vistoso e incluso aburrido. Y no había claridad de ideas, el ejemplo más claro era Bale, que se perdió buscando una y otra vez la jugada personal, desperdiciando numerosas ocasiones para ceder el balón a compañeros mejor colocados, aunque se esmeraba en labores defensivas. A consecuencia de ello, en el 25 vio la cartulina amarilla por una falta sobre Borja.

No hubo verdadero peligro para los blancos hasta que en el 26 llegó el 0-2. Benzema anotó su gol 14 en Liga tras una combinación entre Jesé, Di María y el jugador galo, que tras controlar con el pecho, batió a Moyá con un disparo certero.

El duelo no ofrecía espectáculo y tan sólo la facilidad con la que parece imaginar el fútbol Modric ponía un poco de emoción. En el 37 Juan Rodríguez vio la amarilla por una entrada sobre el croata, que volvió a dirigir el ataque madridista ante el gris partido protagonizado por Alonso. La baza ofensiva era capitaneada por Di María-Jesé-Benzema y fue lo más destacado del Madrid. En los azulones, destacó el talento de Pedro León y las ganas del canterano Carlos Vigaray.

La última jugada de la primera mitad fue una nueva ocasión para Bale que no pudo materializar.

La reanudación significó la reacción de un Getafe que tuvo oportunidades para acortar el resultado en las botas de Colunga, Juan Rodríguez, Diego Castro y Pedro León. Prueba de esta intensidad, en el minuto 5 vieron la amarilla Benzema y Alexis, que agarró por el cuello al galés, que le reprochó su acción y fue también castigado.

Se animaron los de Luis García, que disputaba su partido número 100 al frente del equipo azulón, pero su desacierto de cara a gol no les permitió incomodar a un Madrid, que sin esforzarse, se llevaba los tres puntos de Getafe. Impotencia y falta de intensidad para unos jugadores que parecían poner solo el corazón ante un desafío que parecía imposible.

Llegaron entonces los cambios para intentar cambiar la situación: salió Colunga para que entrara Lafita en el minuto 7 y en el 18 hizo lo propio Borja por el que saltó al terreno de juego Lacen. Pero los blancos seguían gozando de ocasiones por parte de Di María, Bale y Jesé. Acertó en el 20 Modric, que se marcó un derechazo, tras un pase de Marcelo, que se coló en la portería de Moyá, que nada pudo hacer ante la clase del croata.

Los cambios continuaron y en el 26 entró Sarabia por Pedro León en el Getafe y, en el 28, entró Isco, que sigue sin tener oportunidades, por Benzema.

El enfrentamiento tuvo desde el 0-3 poco interés. Los blancos se centraron en obtener la quinta amarilla para Modric que, en el 29 la provocó al lanzarse a parar un balón con las manos, y no pudo obtener la que hubiera sido la décima amarilla, un Ramos que lo intentó, pero que no lo logró. Si la vió en el 31 Di María por cortar el balón con la mano.

Ancelotti realizó más cambios y en el 33 salió Modric y entró Illarramendi y, en el 37, se retiró Di María para dar entrada a Casemiro.

El resumen del partido quedó reflejado en los tiros a puerta de ambos equipos: el Madrid tiró 8 veces a puerta y anotó tres goles y el Getafe tan solo dispuso de una ocasión clara. Los de Luis García, si le otorgan la confianza para continuar en su cargo, deben romper su racha de nueve encuentros sin conocer la victoria si no quieren pasar apuros en la recta final de la temporada. Los blancos continúan afianzando su candidatura al título y se enfrentarán el sábado a las 16:00 horas al Elche en el Bernabéu.

Dejar respuesta