El “efecto Primark”

0
371

6803686702_1df0135f54_zPrimark es una cadena irlandesa de tiendas de moda que pertenece al grupo Associated British Foods. La empresa está especializada en ropa y complementos a precios bajos. La mayoría de prendas que venden se fabrican exclusivamente para el grupo, pero también se comercializan prendas fuera de temporada de otras marcas.

Este distribuidor de ropa a precios de ganga ha llevado un paso más allá el modelo de “moda rápida” del que fueron pioneras Zara y H&M. Así, en Primark se pueden encontrar pantalones vaqueros a tres libras (3,5 euros) o chancletas a una libra (1,2 euros) gracias a un modelo de negocio “sin florituras”. Algunos expertos han llamado a la fiebre de compras consecuente como “el efecto Primark”.

El nicho de Primark son sus precios de ganga. Los costes de la cadena son bajos gracias a sus artículos, hechos con materiales artificiales, y sus procesos de producción, muy baratos y cuya vida no es ni siquiera de una temporada, sino casi “de usar y tirar”. También opera con pedidos limitados, es decir, una vez agotadas las existencias no se repone el producto. Esta estrategia tiene como resultado un aumento de las visitas de los clientes, ya que la rotación media de los productos en las tiendas es de seis semanas.

Como el principal atractivo de Primark es el precio, la empresa prescinde casi totalmente de la publicidad y transmite su mensaje mediante “grandes bolsas de compra y grandes ahorros”. Además, colocan sus artículos más baratos en la parte delantera de las tiendas, para atraer a los transeúntes y fomentar el boca-oreja. Pero no todo es dinero. Lo que arrastra entre su público-objetivo, la gente con menos de 35 años, es el diseño de sus prendas. Su ropa desata tal fervor que se dice que algunos han dejado de despilfarrar su dinero en locales de lujo para pasarse a la cadena irlandesa

Por último, el servicio ofrecido por su personal se centra en la gestión de las cajas y del inventario expuesto. Puede que la calidad del servicio sea menor, pero los precios bajos bastan para satisfacer a un determinado tipo de consumidor.

Hay que comentar a su favor que la forma de gestionar sus cajas en las que se acumula un gran número de personas ha sido ya copiado por otros desde el nuevo concepto de Carrefour Planet hasta Lefties entre otras.

En España, la empresa entró en 2006 y ha abierto ya 11 grandes tiendas (entre 3.000 y 4.000 metros cuadrados) en las que congrega, con su eslogan “ponte guap@, paga menos”, auténticas multitudes, sea en el centro comercial Plenilunio, de Madrid, o en el Nueva Condomina, de Murcia. “Nos decantamos por España porque vimos que era donde había más recorrido. No nos equivocamos”. asegura Geoff Lancaster, director de Asuntos Externos de ABF, la matriz de Primark, satisfecho que “la reacción del público español ha sido más que entusiasta. Aquí vendemos más por metro cuadrado que en el Reino Unido”. La expansión va a seguir. “Este año abrimos siete tiendas. La idea es seguir al mismo ritmo”.

Hay numerosos rumores de apertura de una gran tienda al más puro estilo Oxford Street en la Gran Vía. Sin embargo, todavía no está confirmado. Otras proclamas que se lanzan desde las redes sociales como Facebook, son que abran tiendas en más sitios, como las islas, que no tienen acceso a Primark, o que incluso abran una tienda online.

Imagen de Sonia Rosúa-Clyne

Dejar respuesta