El divorcio, un ataque al medio ambiente

0
292

¡Quién nos iba a decir que el divorcio supondría una amenaza para el medio ambiente! Es tan grande la fuerza del amor que cuando éste se rompe incluso daña nuestro entorno. Lo último para cuidar nuestro planeta es querernos más y mantener unido nuestro hogar.

Investigadores de la Universidad de Michigan (EEUU) han publicado un estudio en el que prueban el impacto negativo de los divorcios en el medio ambiente. Tras encuestar a 3.283 hogares en Estados Unidos, entre 2001 y 2005, han concluido en que los hogares de divorciados registran una mayor demanda de recursos, como la electricidad, el agua y el suelo, así como un peor rendimiento de los recursos que cada persona utiliza. Es decir, el divorcio da lugar a un gran derroche energético.

Han señalado también que sólo en Estados Unidos en 2005, aproximadamente 73.000 millones de kilovatios-hora de electricidad y 627.000 millones de galones de agua (1 galón= 4 litros) podrían haberse ahorrado si el rendimiento de los recursos en los hogares de divorciados se hubiera mantenido en los mismos niveles que tenían cuando eran núcleos familiares basados en el matrimonio.

Asimismo, los autores han descubierto que si el cabeza de familia se vuelve a casar se elimina la demanda extra de recursos. Por último han señalado que los gobiernos deberían tener en cuenta el coste total del divorcio y la separación cuando diseñen las políticas ambientales”.

Con respecto a España, cabe destacar que cada tres minutos y medio, una pareja se está divorciando, lo que supone la tasa más alta en toda Europa. Imaginaos la cantidad de agua y luz que se ahorraría si el amor les durase para toda la vida.

Todo esto, que aparentemente es bastante absurdo, tiene una gran lógica, puesto que a la hora de poner una lavadora no es lo mismo ponerla para uno que para dos; en cuanto al frigorífico, se necesita la misma electricidad vivan dos personas o doce… En fin, que cada uno opine…

Fuentes del texto:
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/12/03/ciencia/1196698804.html
http://afp.google.com/article/ALeqM5imyQqvBYeMcI7aQMtmyPruzf601A
Fuente imagen:
http://www.librodearena.com/myfiles/trabajosocial/divorcio.jpg

1 Comentario

  1. ¿Unica solucion, educar ecologicamente a los divorciados?

    “Es tan grande la fuerza del amor que cuando éste se rompe incluso daña nuestro entorno” bonita frase 😉

  2. Hombre, por supuesto que opino, estaría bueno. Lo primero que he de decir es que eres grandiosa. La frase que empieza por “Es…” debería estar incluída entre esas que ponen en la cabecera de la página. Yo promuevo un movimiento a favor de ello. Nancy Casal, filósofa ecológica del siglo XXI.

    Tema peliagudo este del divorcio. Menos mal que has sido tú la que has dicho que esto es aparentemente “absurdo”, que yo no lo he dicho, ¿eh? O sea, que si uno se divorcia, gasta más. Esa es la conclusión, ¿no? Hombre, no sé… yo creo que cuando menos gastas es cuando vives con tus padres, ¿no? Yo no gasto nada, pagan ellos. (xD).

    Pero bueno, no sé… puede que tenga su lógica. Cuando uno se divorcia, pues claro… que si hay que superar la depresión, que si vida nueva, blablablá, habladurías de gente blanda. Pero yo le veo lagunillas a esto. Gastará más de todo una casa en la que viven dos (ya no digamos doce) que una en la que vive uno solo, ¿no?

    Ejemplo práctico: la tele. Uno quiere ver DESTILANDO AMOR y otro YO SOY BEA. Solución: uno a cada tele (por supuesto hay dos). (Por supuesto, él a la tele pequeña). Vemos aquí claramente un ejemplo de doble gasto, mientras que en el caso de un soltero, podrá ver tranquilamente su serie de sobremesa sin tener que gastar el doble de electricidad en la otra tele, por no hablar de la energía que se gasta en las discusiones conyugales, que esa no cuenta, ¿no? Aquí contamos lo que nos conviene, claro.

    (Espero que te dignes en comentar mi comentario, xD).

    ¿Galones de agua? ¿Qué estamos, en el siglo XIII? Joe, ya sé que te da pereza multiplicar, pero a mí me dices 627.000 millones de galones y me parece que es un huevo, pero vamos, si ya encima me dices que un galón=cuatro litros, pues se me salen los galones de la pantalla, ¿sabes? Mucho bachillerato científico, sí, sí ¬¬.

    Si el cabeza de familia se vuelve a casar, ¿se elimina la demanda extra de recursos? ¿Qué pasa, que ya no come ni se ducha o qué? Pobre cabeza de familia, pa eso mejor que se quede soltero.

    (Sugerencia: podrías utilizar ‘single’ en lugar de soltero, queda más cool y a los ídem nos suena menos despectivo y más guay. Gracias).

    Y bueno, lo de los tres minutos y medio… eso ya pasa de castaño oscuro. Pero está guay, con este ritmo, en un par de semanas media España estará de nuevo single y los singles podremos aspirar a algo en esta vida, que también tenemos derecho aunque gastemos cantidubi. Muy materialista me parece tu artículo, sólo piensas en el gasto ¬¬.

    ¿Cuál es la solución entonces? ¿No casarse? ¿No divorciarse? Pero da igual si te vas a vivir sin casarte, ¿no? ¿O así también gastas más? Yo creo que lo mejor sería hacer que varias parejas de casados vivieran juntos en la misma casa. Así se gastaría muchísimo menos. Piénsalo.

    ¡Mua!

    PD: ¿Sabes que el jet privado de Al Gore emite 2.000 millones de galones de combustible en cada viaje? De eso no hablas, ¿no?

    PD 2: Joe, esto parece un capítulo de los míos… deberíais pasaos por mi blog. (Tenía que hacerlo, ¿vale?).

    PD 3: ¡Un besazo!

  3. Josh, Josh, Josh… El tema de Al Gore lo doy por explicado (puesto que ya te lo he explicado), y sí, Al Gore viaja “de vez en cuando” en jet privado emitiendo toneladas de CO2 a la atmósfera… Paradojas de la vida.

    El tema este del divorcio me parece un tanto absurdo, pero no por ello es menos sorprendente.

    Te doy una respuesta general: no se trata de casarse, divorciarse, ni siquiera es cuestión de sexo ni de sexos, simplemente debemos tener una conciencia ecológica que se mantenga tanto viviendo en grupo como viviendo solos.

    A mi parecer estos estudios lo único que hacen es achacar grandes problemas a hechos que ni por asomo tienen mucho que ver, para desviar nuestra atención… En fin, esto es información, y como digo al final, que cada uno opine.

  4. Sin querer, sin querer… Ahora me vienes con anónimos amenazantes, ¿no? ¿Qué será lo próximo? ¿Dos armarios tipo portero de discoteca esperándome a la salida de mi portal? Ah no, que no te acuerdas de dónde vivo. 🙂

    De verdad, el tal ANÓNIMO que serio se pone, si yo sólo quería distendir un poco el ambiente. Ale, gracias por la información, ¿eh? ¡Mua!

    PD: ¡Vivan los singles!

  5. Ta claro, el problema es que dejan de ducharse juntos, se hacen cada uno su café… se dejan de hacer cosas en pareja.

    Me parece un estudio muy raro, a ver si va a estar la Iglesia detrás de todo esto o algo xD.

  6. El objetivo del estudio en el que te basas no es el medio ambiente, sino el deseo de los puritanos de achacar todos los males a la falta de fe. Una forma más de distraer la atención, de manera que a la sociedad cada vez le suene más absurdo esto del cambio climático y no reclame a quien tiene que reclamar: a aquellos que cambian oxigeno por papel tintado.
    También es una muestra de lo que nos espera con Bolonia, una cantidad inmensa de estudios absurdos para poder justificar la intervención de las empresas en la universidad.
    Yo creo que lo que tendríamos que hacer es volver a prohibir el divorcio, y como dice Josh, obligar a varias parejas a vivir juntas, y limitar el número de electrodomésticos en casa. Así les daremos un mayor margen a las empresas para que puedan seguir contaminando, ellos nos darán más trabajo porque podrán gastar más. Qué más dará que acabemos caminando con mascarillas, como en Tokio, lo importante es que el sistema económico no se venga a bajo. ¿o no?

Dejar respuesta