El dios del surf ha vuelto

0
196

Tras lograr su décimo Mundial la pasada temporada, subido a una tabla diseñada por él mismo, todos los aficionados al surf pensaron que Slater se despediría definitivamente de la competición, pero en Australia acaba de despejar todas las dudas; no sólo ha vuelto, sino que está dispuesto a seguir ganándolo todo. En la primera cita del año, a comienzos de marzo, se proclamó campeón y además batió otro récord al ser el primer surfista que gana en tres ocasiones el Quicksilver Pro Gold Coast. Al ser preguntado si luchará por el Mundial, no se mostró tajante pero se le escapó una sonrisa que hace pensar que tratará de hacerse con su undécimo título.

Kelly Slater es el mejor surfista de todos los tiempos (¿tal vez el mejor deportista también?); tal afirmación no admite discusión. Sus méritos: diez Mundiales, un 80% de victorias, 2 medallas de oro en los ESPN X Games, o 46 victorias en el circuito mundial. Además es el más joven y el más veterano en alzarse con un Campeonato del Mundo, fue el primero en alcanzar la puntuación de 20 en una manga, y se le considera el verdadero renovador de este deporte debido a su espectacularidad sobre las olas, sus maniobras radicales, sus aéreos realizados al límite y su gran capacidad para saber poner en cada momento la intensidad justa.

Slater nació el 11 de febrero de 1972 en Cocoa Beach (Florida) y desde muy pequeño se sintió bien cerca del mar; cada vez que tenía un problema era allí donde acudía para calmarse y poder pensar. “El mar lo cura todo” es la frase que su madre le inculcó y que se ha convertido en su lema favorito. Fue un estudiante normal al que no interesaban especialmente las clases pero tenía una pasión por la lectura que le llevó a desarrollar una gran inquietud por conocer el otro punto de vista de las cosas y desde muy pequeño se propuso que haría todo lo posible por encontrar la verdad sobre la ecología, el cuidado de los océanos y la fauna marina, y la preservación de la naturaleza. Pudo cumplir el sueño de contribuir con la “Kelly Slater Foundation” con la que realiza proyectos que luchan por el equilibrio del medio ambiente y la concienciación social.

Se inicia en el surf de manera profesional en 1991 y se enfrenta a sus admirados Tom Carroll, Martin Potter y Derek Ho. Los primeros duelos le sirven para aprender lo mejor de cada uno de ellos y perfeccionar su gran estilo, y es en 1992 cuando se alza con su primer Mundial repitiendo en el 94, 95, 96, 97 y 98, en los que vence a grandes rivales como Sunny García, Rob Machado o Mark Occhilupo. Su leyenda comienza a extenderse y el mundo del espectáculo se fija en él. Debido a su físico privilegiado la marca Quiksilver encuentra en él al modelo perfecto: triunfador, guapo y además respetado por todos sus compañeros. Participa en series de televisión, documentales e incluso llega a grabar un disco y protagonizar un videojuego, pero su verdadera pasión sigue siendo el surf aunque también le gusta jugar al golf, a los bolos, pescar o escalar. La música es su otra gran pasión: Jack Johnson, Stevie Wonder, Eddie Vedder o Ben Harper son sus músicos favoritos.

Pero llegó un momento en el que ganar ya no era una motivación para él y decidió tomarse un descanso que le alejó de la competición tres años (de 1999 a 2001). Aprovechó para viajar por el mundo persiguiendo olas y dejó constancia de sus aventuras en la película The September Sessions dirigida por su amigo Jack Johnson. No competía por un objetivo, sólo disfrutaba del mar y desarrollaba nuevas técnicas alejado de toda presión.

Regresa en 2002 para enfrentarse con Andy Irons, Joel Parkinson o Mick Fanning y termina noveno; en 2003 es segundo y en 2004 tercero. Lejos de retirarse y vivir de las rentas, demuestra que sabe estar cuando gana y cuando pierde; es quizás este uno de los rasgos que destacan de él sus compañeros, que se comporta igual si le van bien o mal las cosas y nunca duda en felicitar al que le ha ganado con una sonrisa. 2005 y 2006 se convierten en dos nuevos Mundiales para el estadounidense, en 2007 termina tercero y 2008 vuelve a coronarle como campeón. En 2009 acaba sexto y 2010 le sitúa como máxima leyenda del surf con sus diez títulos. Sin duda este último triunfo fue muy emotivo por diferentes motivos; en el ambiente pesaba una posible retirada y un suceso puso la nota triste de la competición. Andy Irons, su máximo rival durante la última década, falleció días antes. Ambos mantuvieron duelos preciosos sobre el mar, y fuera de él su relación fue de menos a más, llegando a ser amigos. Slater tuvo el gran gesto de dedicarle, entre lágrimas, el triunfo que le proclamaba campeón mundial en Puerto Rico.

Slater ha publicado dos libros en los que recoge buena parte de sus experiencias: la autobiografía Pipe Dreams (2003), y, For the Love (2009) escrita por Phil Jarrat donde aparecen sus sentimientos sobre el mar, la ecología, la música o la política mediante entrevistas realizadas a sus mejores amigos. Hay numerosos vídeos en los que se puede disfrutar del talento de esta leyenda del surf y de sus inquietudes pero destacan Quiksilver`s Kelly Slater in Black and White, o The Ultimate Wave Tahití 3D.

El mundo del deporte ha premiado su gran trayectoria con numerosos reconocimientos: el último este mismo año, un Laureus (ya poseía otros dos) en el que estaba nominado con el windsurfista español Víctor Fernández; 14 Surfer Poll Awards, o el reconocimiento, por unanimidad, de la Cámara de Representantes de EEUU, en mayo del año pasado. Además está muy comprometido socialmente (no solo participa en campañas que tengan que ver con su profesión, apoya numerosas causas como la lucha contra enfermedades como el sida o el cáncer, o recaudando fondos para la educación) y demuestra un comportamiento ejemplar dentro y fuera del agua. El surf apenas tiene seguimiento en los medios pero la hazaña de este surfista es indudable para el mundo del deporte. En España destaca Gisela Pulido con sus 7 Campeonatos del Mundo de kitesurf freestyle (de 2004 a 2010) por lo que tal vez si el surf llega a ser olímpico, los surfistas comiencen a recibir el reconocimiento que otorgan otros deportes. Mientras tanto el mundial continúa y las próximas citas en las que Slater tratará de ampliar su leyenda son:

– 19 al 30 de abril en Bells Beach, Victoria, Australia.

– 11 al 22 de mayo en Río de Janeiro, Brasil.

– 14 al 24 de Julio en Jeffreys Bay, Sudáfrica.

– 20 al 31 de agosto en Teahupoo, Taiarapu, Polinesia francesa.
– 4 al 15 de septiembre en Long Island, Nueva York (EEUU).
– 18 al 24 de septiembre en Trestles, California (EEUU).

– 4 al 13 de octubre en South West Coast, Francia.
– 15 al 24de octubre en Peniche, Portugal.
– 1 al 11 de noviembre, en algún lugar por determinar.
– 8 al 20 de diciembre en Banzai Pipeline, Oahu, Hawaii.

Fuentes del texto:

Elaboración propia

www.aspworldtour.com

www.marca.es

Fuentes de las fotografías:

www.surfquiksilver.com

www.todosurf.com

Dejar respuesta