‘El del medio de los Panero’, dignidad del maldito

0
348

Gsús Bonilla escribe un hilarante y punzante panegírico apócrifo sobre la figura de Leopoldo María Panero. Brillante y necesaria reivindicación del hombre tras el personaje.

portada PaneroNo seré yo quien contradiga al gran Gsús Bonilla, pero me da a mí tras leer El del medio de los Panero que de entre los millones de palabras vertidas ante la muerte del celebérrimo poeta, él hubiera elegido este libro. El último delicioso artefacto de la editorial Lupercalia es una reivindicación del hombre que fue uno de los mejores poetas de la historia pero también marioneta de feria: personaje zarandeado y usado por buitres carroñeros que exprimían la gallina de la locura y el malditismo. Gsús Bonilla juega la baza del humor  y la ficción para reivindicar la figura de la persona tras la máscara, del inmenso poeta tras la impostada farándula, y, de paso, poner a cada uno en su sitio; incluyendo, desde una admiración no necesaria, al propio Leopoldo María Panero.

El del medio de los Panero (Las apariciones apócrifas de Leopoldo María Panero) se divide en tres partes: en la primera el autor plasma los estados de Facebook en que unos pocos días antes de la muerte del poeta escribió, medio en broma, medio en serio, que había soñado con él. Los comentarios de sus amigos se van sucediendo y la noticia del fallecimiento les pilla en medio de la conversación. Esta es claramente la génesis del libro. En la segunda parte nos son narradas las apariciones de Panero a Bonilla y sus hilarantes y enajenadas conversaciones. Aquí el autor se cobra literaria venganza ante el vergonzante tratamiento mediático a que es sometido Panero por propios y extraños a la vez que realiza un homenaje hermoso a sus versos, por lo que tiene de falta de ínfula erudita o pedantería crítica. Gsús Bonilla también repasa aspectos de la vida del poeta  y se aleja de manera brillante tanto de la beatificación como de la ponzoña con la que, de manera indistinta, parece que se debe tratar a los ilustres fallecidos patrios. En la tercera parte escritores de la talla de Álex Portero o David González, entre otros, así como amigos o editores dan su propia visión sobre el poeta.

El del medio de los Panero es un libro mordaz, ácido y ameno, de inmensa lucidez,  que también deja un poso de amargura al contemplar lo que fueron los últimos años de Panero y lo que hicieron  con él (o se dejó hacer). Gsús Bonilla escribe con desenfado para hallar de manera certera el tono apropiado en este magnífico libro en el que el propio autor también se desnuda o desvela sus grandezas y miserias en esas impagables y geniales conversaciones con el fantasma del poeta loco. Encontramos asimismo un  implacable y real retrato del (des)oficio del poeta y escritor alejado de la industria mediática. Esa enorme frase de Bonilla: “…este libro me dará para pagar, por lo menos, los libros del cole de la niña el curso que viene…”. Enorme, como todo el libro.

Dejar respuesta