El defensor de la audiencia, un enlace entre el público y los medios de comunicación

1
268

Desde hace más de veinte años, con mayor o menor importancia, funciona en algunos medios españoles la figura del defensor de la audiencia. Este personaje tomado del mundo nórdico tiene como principal función la de servir de enlace entre el medio y la audiencia, arbitrar confrontaciones, investigar problemas y darles una solución. 

El “press ombudsman” o defensor del lector nació en los países nórdicos como una herramienta que representa el deber social de los medios con respecto a su público. Esta figura apareció en España en el año 1985 en las páginas de el diario El País, primer medio que la puso en marcha y donde a día de hoy sigue teniendo un gran peso.

La figura del defensor de la audiencia o del lector tiene como función recibir, investigar y dar respuesta a las quejas del público, asumiendo una labor de responsabilidad en la corrección de errores y en la honestidad de los temas tratados. Cuestiones puramente anecdóticas, corrección de erratas o aquellos temas más importantes, como el tratamiento y seguimiento de una noticia, llegan frecuentemente al defensor. 

Tras recibir las quejas, el ‘ombudsman’ investiga con el responsable del artículo las cuestiones que le plantean los lectores. Valiéndose del Manual de Estilo del medio, del código interno de la empresa o del código profesional, el defensor da la razón a una de las partes comunicando posteriormente su decisión final. 

Dependiendo de la importancia del asunto, el medio remitirá su resolución por carta a las personas afectadas. Esta respuesta puede ser publicada por el medio de comunicación si el tema tratado es de interés general. 

La figura del defensor, herramienta de autorregulación interna, se encarga de controlar la labor de los periodistas y del medio, dando voz a la audiencia y analizando la publicación de una forma crítica. Los defensores suelen ser periodistas de gran prestigio y con bastante experiencia en el medio, por lo que pueden servir de ejemplo para el resto y, debido a su peso, su trabajo es más influyente.

En la actualidad, España cuenta con siete medios que acogen esta figura: El País (1985), La Vanguardia (1994), Radio y Televisión de Andalucía (1995), El Punt de Girona (1995), Regió 7 de Manresa (1995), Antena 3 Televisión (1997) y COPE (2000), con mayor peso en los medios impresos debido a que su tarea es más factible que en los medios audiovisuales. 

Con la multiplicación de los medios en internet, la figura del defensor del lector ha ido perdiendo relevancia, debido, entre otras razones, a la interactividad de las redes sociales, que posibilitan la comunicación directa entre el medio y los lectores.

A través de internet, el público puede mandar sus quejas directamente al medio sin necesidad de intermediarios. Sin embargo, los defensores de esta figura mantienen que no se puede acabar con ella, ya que el defensor no sólo se encarga de ser un enlace, sino que además permite dar forma a las quejas y arbitrar las confrontaciones entre las partes implicadas. 

 Fotografía: Plataforma El País

1 Comentario

  1. Nos ha llegado una informacion, y quisiera contrastarla, es la siguientes:
    Un elevado cargo del partido de la oposicion se reunio con respresentate de un mediop de comunicacion para efectuarle un pago sobre el asunto de la publicacion de unos papeles sin valor, por una elevada comunicacion en un hotel en una capital importante de España. Segun esta información se realizo el pago en efectivo.
    Relacionado con este asunto, el que proporciona estos papeles sin valor alguno, se le ingreso un dinero en una cuenta, que no era española.
    Presgunto ¿Si esto cierto, porque no sale a la luz publica.

Dejar respuesta