El Dakar se cobra tres nuevas vidas

0
68

Transcurridas dos terceras partes del Dakar, los favoritos Cyril Despres y Stephane Peterhansel se encuentran cada vez más cerca de conseguir la victoria. Los españoles hace días que están sin opciones de ganar. Carlos Sainz sufrió un nuevo abandono. Pero, por encima de todo, un año más hay que lamentar el fallecimiento de algún miembro de la caravana del Dakar.

 

'Monsieur Dakar' quiere seguir ampliando su leyenda. Fotografía: dakar.com
‘Monsieur Dakar’ quiere seguir ampliando su leyenda. Fotografía: dakar.com

Nada nuevo sobre las dunas del Dakar. O quizá sí. Tres nuevas víctimas mortales protagonizan el lado más oscuro del rally más prestigioso del mundo. En esta ocasión, durante el enlace de la sexta etapa, aún en territorio peruano, un choque frontal entre un taxi y un vehículo de asistencia de la carrera dejó el saldo de dos personas fallecidas, el conductor y el pasajero del taxi, y otras siete heridas. Por si esto fuera poco, durante la jornada siguiente se produjo un nuevo accidente, en el que falleció en el acto el piloto de motos francés, de 25 años, Thomas Bourgin, tras colisionar con un coche de la policía en Chile. Con ellos, son ya 23 los participantes, y un total de 61 las personas que han perdido la vida por diferentes motivos en la historia del rally. Demasiado precio por disfrutar de la carrera más apasionante del mundo.

En lo que a la competición se refiere, el liderazgo de los principales favoritos es cada vez mayor. Stephane Peterhansel, con dos etapas ganadas, aventaja ya en casi 50 minutos al segundo clasificado, Giniel de Villiers. Por su parte, Cyril Despres ya se encuentra al acecho del portugués Ruben Faria, con varias etapas por delante.

Carlos Sainz pagó el escaso margen de trabajo con su 'buggy'. Fotografía: dakar.com
Carlos Sainz pagó el escaso margen de trabajo con su ‘buggy’. Fotografía: dakar.com

Para los pilotos españoles, esta edición ha resultado ser una pesadilla. Volverán a casa con apenas alguna victoria de etapa que echarse a la boca. En la categoría de coches, Carlos Sainz fue capaz de vencer en el prólogo, pero sus problemas con el navegador, primero, y las constantes averías en su buggy, después, le llevaron a perderse en el trayecto, a reclamar el tiempo perdido a la organización, a que ésta se lo concediera y se lo volviese a negar en apenas unas horas, a quedarse sin gasolina en mitad del desierto y beneficiarse del accidente de un compañero para tratar de continuar, o a tener que ser remolcado por otro participante para poder llegar a la meta. Todo un esfuerzo estéril ya que, tras seis días de carrera, finalmente se vio obligado a abandonar.

'Nani' Roma busca seguir progresando en el rally más duro. Fotografía: dakar.com
‘Nani’ Roma busca seguir progresando en el rally más duro. Fotografía: dakar.com

Joan Nani Roma, por su parte, resultó vencedor en dos etapas hasta el momento, se ha mostrado cómodo en la conducción de su Mini y ha protagonizado una extraordinaria jornada de ritmo y navegación. Lamentablemente, la organización de carrera neutralizó parte del recorrido de ese día debido a las fuertes lluvias sufridas entre las ciudades de Salta y San Miguel de Tucumán. El piloto catalán reflexionaba así sobre una actuación que no le permitía recuperar tiempo en la clasificación general: “Tomé más riesgos que nunca en mi vida para nada”. Actualmente es cuarto, a más de hora y media del líder.

En motos, la historia no es muy distinta. La mejor baza española ha resultado ser Joan Barreda, que consiguió tres victorias de etapa, pero también ha sufrido una avería en su depósito de gasolina que le ha hecho perder  toda posibilidad de luchar por el triunfo final. Laia Sanz, por otro lado, tiene difícil lograr su mejor clasificación en el rally, pero alcanzó en la octava etapa una estupenda 13ª posición. Se espera que en lo que queda de competición los pilotos españoles arañen algún triunfo más de etapa y continúen adquiriendo experiencia para próximas ediciones.

Dejar respuesta