El crecimiento sin techo del Borussia Dortmund

0
496

El proyecto deportivo del equipo alemán no presenta fisuras. Es saneado, confía en la cantera y tiene un buen ojo en el mercado, lo que le ha permitido ganar las dos anteriores Bundesligas ante el poderoso Bayern Múnich y alcanzar la semifinal de Champions League, en la que se mide al Real Madrid, al que ya ganó en la fase de grupos.

Pocos ejemplos hay en el fútbol mundial como el Borussia Dortmund. El club, instalado en una ciudad de poco más de 500.000 habitantes, es uno de los más grandes de Alemania y ahora también de Europa. En los últimos años, desde que en 2004 rozó la bancarrota, lo ha hecho todo perfecto, tanto a nivel institucional como a nivel deportivo. Tenía una Copa de Europa, y junto a Schalke 04, Bayer Leverkusen, Hamburgo o Stuttgart siempre ha pertenecido a ese elenco de clubes de la Bundesliga que ha estado un peldaño por debajo del Bayern Múnich. Pero en aquel 2004 parecía imposible que una década después haya conquistado dos ligas de su país y haya alcanzado las semifinales de la Champions League, en la que se mide al Real Madrid.

Bandera del Borussia de Dortmund, rival del Real Madrid en la semifinales de la Champions League. Fuente: Flickr (Dirk_Vorderstraße)
Bandera del Borussia Dortmund, rival del Real Madrid en la semifinales de la Champions League. Fuente: Flickr (Dirk_Vorderstraße)

En base a buenas iniciativas económicas ha logrado saldar la deuda de 170 millones de euros. La más llamativa, una ampliación de capital en la que un gran número de sus fieles aficionados se convirtieron en propietarios. Así, el máximo accionista es un seguidor que posee el diez por ciento, y el noventa por ciento restante es de 70.000 socios. Los aficionados son los dueños del club, y eso se nota en cada partido que se disputa en su estadio, que tiene la mejor media de asistencia de espectadores en toda Europa esta temporada (unos 80.000 por partido). El Signal Iduna Park se vuelca con los suyos y en los últimos años el equipo le responde más que nunca.

Y es que no solo a nivel económico han sido impecables las decisiones del club. En el apartado deportivo confían ciegamente en su cantera, de la que han salido puntales del equipo como Nuri Sahin, Mats Hummels, Mario Götze o Marcel Schmelzer. Y tienen muy buen ojo en el mercado, sobresaliendo por encima de todos el caso de Shinji Kagawa, procedente de la segunda división de Japón y traspasado el verano pasado al Manchester United por 17 millones de euros. Algo parecido seguramente ocurrirá con Robert Lewandowski, que llegó del Lech Poznan polaco. Su contrato acaba en 2014 y no quiere renovar, por lo que todo apunta a que también será vendido. En tres temporadas hasta el pasado verano el club solo había gastado dos millones de euros en fichajes. Así, en el pasado curso se pudo permitir recuperar por 18 millones de euros a Marco Reus, que pasó por la cantera pero no se creyó en él y la temporada pasada fue elegido mejor jugador de la Bundesliga con el Borussia Mönchengladbach. Otros pilares como Ilkay Gündogan, Jakub Błaszczykowski, Lukasz Piszczek o Neven Subotic también fueron incorporados de equipos pequeños a precios muy bajos adelantándose a otros grandes de Europa.

Esta filosofía ha dado como resultado el triunfo de las dos últimas Bundesligas imponiéndose nada menos que a un Bayern Múnich en el que han destacado figuras como Franck Ribéry, Arjen Robben, Thomas Müller, Bastian Schweinsteiger o Mario Gómez. Y ahora se presenta en semifinales de la Champions ante un Real Madrid al que ya venció en la fase de grupos. Con un juego atractivo y muy ofensivo, y un buen número de decisiones inteligentes es todo un ejemplo para muchos clubes de Europa. Y por su estabilidad, su seriedad, el crecimiento de su liga y el calor de la afición todo indica que es un proyecto que se mantendrá en lo alto durante mucho tiempo. Más allá del caso de Lewandowski no tiene la intención ni la necesidad de traspasar a sus estrellas. El Borussia Dortmund ha llegado a la élite del fútbol europeo para quedarse.

Dejar respuesta