El consumidor exclusivo

0
860

El consumidor evoluciona, crece y se desarrolla. Con él, las grandes marcas asumen el rol de brindarle estatus, elegancia, refinamiento, como Chanel, Versace, Louis Vuitton, entre otras.

Las marcas que suelen segmentar el mercado están en peligro dado que la nueva forma de ser consumidor no tiene edad, sexo o nacionalidad. El lujo y la exclusividad de los consumidores los hace no buscar precio, sino exigir productos y servicios de prestigio… tendencia que está creciendo en Latinoamérica y en el mundo en general.

Nuevos paradigmas sobre lo convencional: los tiempos cambian, evolucionan y los consumidores lo hacen buscando exclusividad hacia las masas; apostando por el concepto de exclusividad en determinados productos, generando un estilo de calidad y buen gusto. Diseños exclusivos, calidad, multifuncionalidad a un precio razonable para estos nuevos tipos de consumidores son productos como iPod o iPod Touch de Apple. Esto imprime en la persona el deseo de adquirir estos productos por dinero para poseer estas características que las marcas les confieren. Así, por ejemplo, McGraw Hill Latinoamérica ha expresado que ‘los consumidores pueden determinar el éxito o el fracaso de empresas e instituciones. Los especialistas en marketing tienen entre sus manos el gran reto de comprenderlos’.

De la misma manera, servicios de spa, gimnasios, discotecas, karaokes y hoteles con mucha exclusividad están dispuestos a satisfacer las nuevas necesidades de los consumidores exclusivos. Un claro ejemplo es Perú, que se encuentra en potencial desarrollo en materia hotelera, pues su variedad gastronómica y cultural ofrece un hospedaje que no se encuentren en otras partes del mundo. Hoteles de este tipo se encuentran: QBerlin en Alemania, Tree SisterHotel en Tallin, No. 5 Maddox Street en Londres, el HH Campomanes en Madrid o Banys Orientals en Barcelona.

Agencias como Pip trips ha manejado las exigencias de sus exclusivos clientes como recrear escenas de determinadas películas favoritas, incluso la agencia se vio obligada a llevar a sus clientes a un hotel donde transcurre la acción de ‘Lost in Translation’. La comida, está netamente ligado a lo placentero y de calidad, como el restaurante Fast Food de NH y FoodBall, perteneciente a Camper. Asimismo tiendas de Sex Shops, mostrando que el sexo irá hacia el lujo como demuestra Coco de Mer, la tienda más famosa de este rubro en Londres.

Como apreciamos, las nuevas formas de comportamiento de parte del consumidor, hace que se genere esta nueva categoría. Las personas buscan sentirse importantes, desear poder y ser percibidos como entes que emanan energía y tienen estilo, prestigio y elegancia. ¿A qué se debe esto? ¿Qué se puede ofrecer a este nuevo tipo de consumidor? Esto es el inicio no sólo del esfuerzo de marcas para llegar al consumidor, sino para poder entender las nuevas formas de pensamiento del hombre de hoy y ayudarlo a que mejore, a que esa exclusividad no lo vuelva frío contra los verdaderos problemas y demandas que atraviesa el mundo… para que tome conciencia sobre esa ‘exclusividad’ y vea lo que realmente necesita en su vida.

Fuente de imagen:
http://oshire.files.wordpress.com/2008/06/compras.jpg

Dejar respuesta