“El consul de Sodoma”, la gran olvidada de los Goya

0
132

De que va?: Jaime Gil de Biezma ( Jordi Mollá) tiene que dejar Filipinas para hacerse cargo de la empresa familiar y retomar su vida en la España de los sesenta. No le será fácil por su condición de poeta homosexual en los últimos años de Franco y a través de sus ojos asistiremos a la caída del regimen y la posterior transición en la vida barcelonesa.
Quien sale?: Jordi Mollá vuelve a encandilar con una magnifica interpretación de un personaje real en toda las etapas de su vida. Era previsible que no se llevase el Goya ante el monstruo Luis Tosar en “Celda 211” pero su trabajo consigue traspasar la pantalla y fundir al actor con su personaje de una forma poco habitual.

A su lado la también nominada Vicky Peña haciendo de su madre Doña Luisa y la arrolladora Bimba Bosé, como Bel, el gran amor de su vida, por la que está dispuesto a cambiar y con la que quiere compartirlo todo. Pequeño e intenso el primer papel en cine de la pequeña de los Bosé, que debía haber sido nominada a mejor actriz revelación en los Goya, a la que desde aquí auguramos un gran futuro en la interpretación. Memorable la orgía que montan con los marineros americanos.

A reseñar el trabajo de Juli Mira como Don Luis, el padre de Jaime, y director de la empresa familiar. Conocido por los televisivos como el director del periódico donde trabajaba el mayor de los Alcántara en la serie “Cuentame como pasó”, borda su trabajo mostrando la preocupación por su hijo en todos los aspectos de su vida y el enorme esfuerzo que hace por entenderle. Pone los pelos de punta la escena en la que le pide a su hijo entre sollozos que no lo vuelva a hacer más.

No hay que olvidar a Alex Brendemuhl dando otra lección de cómo aprovechar los pocos minutos en pantalla, esta vez dando vida al gran amigo de Jaime y escritor Juan Marsé o a Carmen Conesa, inovildable “chica de hoy en día”, como una marquesa pasada de rosca.

Crítica: Estamos ante un biopic en toda regla. Afortunadamente el director Sigfrid Moleón se aleja de intentar ensalzar la vida del homenajeado y muestra sus virtudes y maldades con mano firme. El poeta pasa por su vida intentando divertirse, escribir algún libro más y encontrar el amor sin importarle edad y sexo. Con secuencias memorables, como la que desencadena su declaración formal de amor, termina con una de las mejores mezclas de música e interpretación nunca vistas. Un final agridulce que sirve de muestra de la delicadeza con la que se tocan temas muy espinosos como la muerte y la orientación sexual.

Calificación: Sobresaliente. Empieza con los desenfrenos de un joven burgués y termina como una reflexión sobre la vida y la muerte. En el camino grandes amores y desencuentros que harán enternecer a cualquiera. Se merecía alguna nominación más a los Goya y algún premio en su haber.

Taquilla: Estrenada el 8 de Enero se colocó en el puesto 13 en su primer fin de semana y después de 6 semanas en cartelera lleva recaudados poco más de 300 mil Euros. Algo muy meritorio teniendo en cuenta las pocas copias con la que salió.

Fotos:
image.net y notasdecine.es

Dejar respuesta