El Consejo de Gobierno de la Universidad Complutense busca soluciones

0
82

 

Centro-de-Estudios-Superiores-Felipe-IILa Universidad Complutense de Madrid busca respiro a la crisis económica que la mantiene en el punto de mira desde hace unos años. Este miércoles ha tenido lugar la reunión del Consejo de Gobierno de la institución para tratar de dar salida a los problemas con los que media el centro. El principal punto del día, el cierre del Centro de Estudios Superiores (CES) Felipe II de Aranjuez.

Desde las nueve de la mañana del miércoles, el rectorado de la Universidad Complutense de Madrid se convirtió en el escenario de negociaciones, una reunión que fue acompañada por cientos de estudiantes que esperaban en modo de protesta y sentada masiva la resolución del equipo directivo. El cierre del CES Felipe II de Aranjuez, adscrito a la Complutense se posicionaba como tema principal, ya que la universidad hace ya tres años que ha dejado de recibir la parte del presupuesto destinada al centro por parte de la Comunidad de Madrid. El rector de la universidad, José Carrillo ha descartado cualquier solución drástica con respecto al Felipe II, al que la situación económica ha puesto contra las cuerdas, contemplándose un futuro incierto para sus alumnos y trabajadores.

El cierre del campus de Aranjuez tendría como consecuencias la pérdida de más de 200 empleos y el traslado de los 2.000 estudiantes, además de lo que significa cerrar uno de los escasos centros públicos que imparten el grado de Bellas Artes o Traducción e Interpretación. Al grito “no se vende el Campus de Aranjuez”, los manifestantes han estado pendientes de las resoluciones de la reunión, que un voluntario retransmitió mediante un megáfono y donde han quedado claras algunas conclusiones: el centro deberá dejar de estar adscrito a la Complutense, buscar financiación en otros centros de enseñanza superior,  mantener su actual carácter y recuperar la parte de presupuesto subvencionada por Consejería de Educación de la Comunidad o asumir, aunque sea de forma gradual,  el cierre de sus puertas.

Por otra parte, a pesar de las dificultades a las que se enfrenta la institución de José Carrillo a niveles económicos, se ha aprovechado la situación para ofrecer un halo de esperanza a la estrechez que sobrellevan desde hace años. Este miércoles también se ha informado al Consejo de Gobierno el balance del 2012, que ha cerrado de forma positiva para los presupuestos de la universidad, que logró reducir su déficit en 26 millones. Así mismo, se espera que el centro se acoja finalmente a un plan de pago a proveedores que se está tramitando con la Comunidad de Madrid. Mediante este proyecto, la Complutense reduciría en 90 0 100 millones su deuda actual. Carrillo ha afirmado que ya posee el visto bueno por parte del Gobierno, a la espera de la decisión de las comunidades autónomas

Dejar respuesta