El comercio del morbo

0
214

Rojo y negro, el nuevo programa de sucesos de Telecinco se estrenó  hace dos semanas con la intención de practicar un periodismo “elegante, serio y riguroso”. Ya, y yo me lo creo…
 Nacho Abad conduce un programa en el que se tratarán los sucesos más relevantes de cada semana y otros tantos ya antiguos de sobra conocidos por todos los españoles.
El muchos años colaborador de Ana Rosa pertenece a ese tipo de periodistas que no dudan en reciclarse las veces que sean si lo requiere la moda o el hacer de una cadena. Pocos rechazan la oportunidad aunque el cambio les “obligue” a aparcar los más honestos principios del periodismo.

En los casos más acuciados las desorbitadas cifras que manejan en las cadenas privadas propician que muchos profesionales válidos pierdan el norte de su profesión y si me apuras la brújula entera (véase el caso de Mercedes Milá).

Aún me acuerdo cuando en el desaparecido “Sabor a ti” de vez en cuando el ahora “especialista en sucesos” discutía con la Patiño por ver quien se adelantaba  a dar la exclusiva de la Pantoja de turno.

El que se mueve de la foto no sale dirá el presentador… Y es que hay que adaptarse a la “nueva” tendencia de hacer televisión, y sobretodo al modo sobrenatural que tiene la cadena de Vasile de exprimir al máximo todo tipo de carroña y calaña humana. Y esto último no va por Abad, que al fin y al cabo es una marioneta más que sirve a la causa. Sí, aquella que consigue afanarse de una audiencia a veces inocente e incauta las demás.

Que la televisión da cada vez más vergüenza, eso es algo que está fuera de toda duda. Que la llamada telebasura ha llegado para quedarse indefinidamente no se discute pero hace mucho tiempo que se abrió la veda del morbo dentro del espectro televisivo y por lo que parece no hay marcha atrás. Los espectadores les hemos dado alas y ahora el límite está en lo que las cadenas decidan y su dinero les permita.

Ni siquiera Telecinco puede darselas de iniciar ese camino, aunque precisamente haya encontrado un filón inagotable en la difusión de las “vísceras”. Por ello, no creo que haya molestado que el nuevo espacio explote de nuevo el caso de Jesús Neira y los puñetazos de que fue víctima. La web vertele llegó a contar el número de veces en que la cadena difundió las famosas imágenes en sólo un día (el de la presentación de “Rojo y negro”) ¡¡y salen unas 30!! Atengámonos todos pues a la sobriedad periodística, al servicio de la información de los nuevos productos televisivos. En menuda nos hemos metido…

Lo macabro del asunto es que la misma cadena ha sido la encargada de engordar la cuenta de la novia del agresor. Cuando menos inquietante.

Al fin y al cabo que se podía esperar de alguien que anhela ser “como Javier Sarda” y que se promociona para un puesto que requiere más profesionalidad que lo que un curso del Consejo General del Poder Judicial pueda otorgar. De ilusos está el mundo lleno pero ¿tanta felicidad da recrearse de la miseria de los demás?

Fuentes del texto:
 http://www.europapress.es/tv/noticia-telecinco-estrena-rojo-negro-programa-aborda-casos-mas-destacados-actualidad-20081111201248.html
http://www.20minutos.es/noticia/427902/0/abad/sucesos/telecinco/
http://www.vertele.com/criticas/detail.php?id=20954
Fuentes de la foto:
http://www.europapress.es/tv/noticia-telecinco-estrena-rojo-negro-programa-aborda-casos-mas-destacados-actualidad-20081111201248.html

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo. Más de uno estamos hartos de las vísceras que Telecinco va esparciendo a lo largo y ancho de su programación. El dinerillo es lo que les importa, y las vidas de la gente, cero. El tal Nacho Abad este va de serio de la vida, pone su cara de profundamente interesado en el caso y pregunta a los familiares del suceso de turno cosas putrefactas y dolorosas incluso para el espectador.

  2. Muy bueno el artículo. Nacho Abad es un periodista serio y sensato como ya ha demostrado; no me explico cómo ha podido caer en el morbo fácil, qué le habrán dicho.

  3. Toda la razón llevas. Este tío ya es repulsivo. No se puede tolerar que haga continuamente negocio de la carroña,porque eso es lo único que hace. Además, ese aire de prepotencia que se da cada vez que analiza un hecho, intentando hacer ver que es el único que tiene razón, lamentable. Aunque hay que reconocer, y de eso se vale, que sus fuentes judiciales deben de ser muy buenas. La cuestión entonces es ¿hasta dónde habrá llegado para conseguirlo?

  4. Soy un “gourmet” de la telebasura, y puedo decir que este programa es de lo mejorcito que he degustado en mucho tiempo. Me encanta esa la fachada de seriedad y rigor que proyecta para dar credibilidad a unos contenidos totalmente putrefactos. Espero que haga historia y escuela en este genero y que aparezcan mas espacios de este estilo en otras cadenas.

    Cuatro y La Sexta podrian recoger el testigo dejado por Telecinco y darle quiza otra vuelta de tuerca al genero, Cuatro podria añadirle un punto de vista mas falsamente comprometido y La Sexta esa puntilla de humor zafio. En fin, para mi este programa de lleva un 8 sobre 10 en este mundillo de la Television carroñera y pozoñosa.

Dejar respuesta