El circuito de Argentina tiene visita

1
73
Fuente: Team Aspar
Fuente: Team Aspar

La semana pasada, y casi sin descanso tras el GP de Assen, algunos de los pilotos del mundial viajaron hasta Argentina para realizar unos test en el nuevo circuito de Termas de Río Hondo, que será una cita más de este campeonato en 2014. Un total de 6 pilotos, 4 de MotoGP y 2 de Moto2 se desplazaron hasta este país sudamericano para averiguar cómo es el nuevo trazado y coger algunas sensaciones sobre sus respectivas motos de cara a esta temporada. Allí es ahora invierno, por lo que la meteorología ha dado tanto sol como mojado a estos invitados.

El trazado argentino cuenta con 4805 metros de longitud, entre los que destacan la larga recta que ocupa 1060 metros en los que la velocidad será un factor decisivo para las motos. Además cuenta con un total de nueve curvas, donde resaltan las de derecha con un total de 5 ya que se corre en sentido de las agujas del reloj, de ahí que sean más numerosas que las 4 de izquierda con las que cuenta. En 2012 se realizaron las obras decisivas para que el Circuito de Termas de Río Hondo pudiera recibir el mundial de motociclismo, y una vez confirmado por Dorna y la FIM (Federación Internacional de Motociclismo) se ha cerrado el acuerdo para que Argentina entre en el calendario de grandes premios a partir de 2014, y confirmado hasta 2016.

El pasado 4 y 5 de julio fue la primera toma de contacto entre los pilotos de MotoGP y el trazado argentino. Los primeros pilotos del mundial en probar este circuito serían los españoles Bautista y Barberá, el alemán Bradly el británico Crutchlow de MotoGP y TitoRabat y Nico Terol de Moto2. Antes de comenzar a rodar, muchos pilotos se pasearon por el trazado para conocer las curvas y tomar referencias de cara a la siguiente jornada de trabajo que les esperaba en el box con sus respectivos equipos.

El primer día de test, y con el circuito totalmente seco, los tiempos fueron encabezados por Stefan Bradl que conseguía recorrer el circuito con un tiempo de 1:44:188 siendo la primera referencia para las MotoGP en este trazado. Le seguían Bautista y Crutchlow a menos de un segundo del mejor tiempo y más atrás encontrábamos a un Héctor Barberá que se dedicó durante la primera jornada a probar la central de Magneti Marelli que llevará el próximo año. Por detrás de las MotoGP encontrábamos a los pilotos de Moto2, Rabat y Terol siendo los dos pilotos que más rodaron al circuito con un total de 90 vueltas para el piloto de Tuenti HP 40 y 74 para el pupilo del Aspar Team, separados por un segundo y medio entre ambos.

Las conclusiones de los pilotos tras la primera jornada fue fundamental, casi todos coincidían en el buen ambiente y la cantidad de gente que se había acercado para verles aunque fuera un test, para los argentinos, el primer test y la primera toma de contacto con este mundial. Ya lo decía Tito Rabat en sus primeras declaraciones sobre este circuito: “Me ha encantado el trazado, con curvas rápidas, ángulos, varios puntos para adelantar, todos los ingredientes para ofrecer carreras espectaculares cuando vengamos el año próximo a competir. Además hemos notado el cariño y aliento de la afición argentina, que pese a ser un test con pocos pilotos se ha acercado en gran cantidad a vernos y apoyarnos’.Pero independientemente de los allí asistentes, también muchos de los probadores coincidieron en que la pista estaba sucia y con tierra, lo que no les permitía un buen agarre. Nico Terol decía tras el primer día lo siguiente: “Hoy el asfalto no tenía nada de agarre, era una sensación casi peor que rodar en agua, supongo que es porque todavía no rueda nadie”.

Por otro lado, Cal Crutchlow ha sido fundamental para estos test, porque el británico será uno de los que dé su opinión sobre las gomas a la fábrica de neumáticos, de cara a la celebración del gran premio el próximo año. Él mismo aseguraba que siente la emoción de ser uno de los primeros que conduce un prototipo de MotoGP en Argentina.

En el segundo día las condiciones hicieron retrasar la salida de los pilotos a la pista, y es que la lluvia ha estado presente durante la última jornada de trabajo para los pilotos. Es por eso que se han visto peores tiempos al principio, pero han terminado rodando con la pista mucho más seca de lo que habían empezado. Con más cuidado para evitar las lesiones, Bautista ha sido el más rápido, seguido de Crutchlow y Terol, pues todos han rodado en conjunto. Debido a la meteorología, el circuito dio 30 minutos más de rodaje (hasta las 17:30), para los que quisieran seguir rodando con la pista ya seca y tomar más conclusiones si lo veían preciso. Con una media de 30 vueltas cada uno, la segunda sesión ha dejado nuevas sensaciones para los pilotos, que volverán el año que viene ya listos para disputar el Gran Premio de Argentina.

Los pilotos que han acudido a este test se han llevado sensaciones, pero han dejado acción, velocidad y adrenalina para los asistentes argentinos que podrán disfrutar el año que viene de un gran premio, pero para entonces, estarán todos los miembros del mundial al completo. 

1 Comentario

  1. Muchas gracias por la información!
    Estoy deseando que llegue el año que viene para ver al resto de pilotos rodar en este nuevo circuito 🙂

Dejar respuesta