El circo del Sol aterriza en Madrid

0
1113

El nuevo espectáculo del circo más famoso en el mundo se llama Corteo y por primera vez en España nos deleita estos días bajo el Gran Chapiteau en el Escenario Puerta del Ángel, junto al río Manzanares. Acrobacias, música en directo y en definitiva trasladar al público al mundo de los sueños es lo que trae esta gran compañía a través de dos horas y media de función.

Cirque du Soleil, en español Circo del Sol, es una empresa canadiense que se describe a sí misma como “un montaje dramático de artes circenses y esparcimiento callejero”. Fue creada por los ex artistas callejeros Guy Laliberté y Daniel Gauthier en Baie-Saint-Paul en 1984. El origen de su nombre se remonta a un día en que Laliberté contempló una puesta de sol durante un viaje a Hawaii y escogió usar el término en francés soleil y al buscarlo en el diccionario de símbolos encontró que su significado es “juventud, dinamismo y energía”.

Esta primavera más que nunca la capital española se llena de juventud, dinamismo y energía porque Corteo irrumpe con fuerza, haciendo olvidar durante el tiempo de función los problemas cotidianos. Escrito y dirigido por Daniele Finzi Pasca, Corteo cuenta la vida del payaso Mauro y la visión que tiene de su propio funeral recorriendo todo tipo de sensaciones que no dejará indiferente al afortunado espectador que pueda disfrutar desde el 2 de abril hasta el 22 de mayo de esta inigualable representación. Ha sido vista por más de 5,4 millones de espectadores y esta cifra seguirá aumentando porque la gira, sólo en España, recorrerá varias ciudades como Valencia o Sevilla.

La belleza del movimiento, el perfecto equilibrio y la compenetración de todo el elenco sobre y fuera del escenario, son los ingredientes necesarios para hacer volar a la imaginación y hacer vibrar al público boquiabierto. En Corteo encontramos escenas divertidas, románticas e incluso de luchas entre bandas que, tras un duelo en un balancín, terminará reconciliándose. La fuerza de la obra está en el carisma derrochado cada minuto por sus protagonistas que trabajan de forma sincronizada haciendo al espectador impotente ante tanta majestuosidad impregnada, paradójicamente, por la sencillez de transmitir esa felicidad, dibujando sonrisas por doquier. Por tanto, ante la belleza y elegancia de la puesta en escena, el objetivo de esta obra es conmover y conseguir que el pulso acelerado del espectador; hasta el más incrédulo, termina cayendo en sus redes mágicas.

El escenario es el eje de dos semicírculos ocupados por curiosos y sorprendidos espectadores, que con esta forma de la pista, no pierden detalle alguno de la función. Los malabaristas aportan frescura y vitalidad frente a las parejas de bailarines que juegan con acrobacias y posturas de vértigo. Todo esto guiado por el personaje principal que nunca puede faltar en un circo: el jefe autoritario con su inseparable látigo ataviado con sus mejores galas, una chistera y una reluciente chaqueta roja. Todo este sueño se hace más intenso por la impetuosa banda que no cesa de tocar. Destaca la violinista que participa además en una de las escenas creando una magnífica armonía entre las notas musicales y la historia del funeral.

Hay cabida para todo tipo de emociones: se acelera el corazón cuando realizan piruetas imposibles y se estremece cuando se alza la cabeza para vislumbrar los bailes que se realizan en un escenario peculiar: el aire. Con este espectáculo, se puede tocar el cielo, se vuelve a la infancia y aquí la alegría por la vida se sirve en grandes cantidades: bienvenido al mundo del Circo del Sol.

Fuentes del texto:
http://www.cirquedusoleil.com/en/welcome.aspx
www.efe.com
Fuentes de las imágenes:
http://blog.oregonlive.com/ent_impact_performance/2008/02/large_corteo2.JPG
http://blogalsa.es/wp-content/uploads/2011/03/Corteo-Cirque-du-Soleil.jpg
http://love2d.com/wp-content/uploads/2009/05/corteo_chandeliers4.jpg

Dejar respuesta