El Chelsea elimina al Valencia de la Champions

0
94

El Valencia pagó cara su dependencia de Soldado y, a pesar del apoyo incondicional de los aficionados que viajaron hasta Londres, el equipo cayó en Stamford Bridge ante un Chelsea que superó en todo momento al cuadro de Unai Emery. Los chés se despiden de la Champions y dejan la segunda plaza del Grupo E al Bayer Leverkusen, que empató con el Genk.

Llegaban confiados los de Unai Emery al último partido de la fase de grupos, pero las expectativas para lograr el billete a octavos se vieron cruelmente difuminadas en el minuto cuatro. Había empezado serio el Valencia, dominando en los primeros instantes, con un Chelsea que parecía dejarle la iniciativa del partido a la espera de robar el balón y aprovechar la clase de Mata para crear su primera ocasión. Sin embargo, un despiste se convirtió en el primer gol de Drogba, el incombustible jugador marfileño. Mata le brindó una asistencia perfecta y el veterano delantero no falló ante la portería defendida por Diego Alves. Fue un mazazo insuperable para el conjunto español, que ya no encontró su sitio en todo el encuentro.

Roberto Soldado

 El Valencia sólo necesitaba un tanto para lograr su objetivo (la clasificación e incluso pasar como primero de grupo), pero la gran influencia de Mata y el oficio de veteranos como Terry, Cole o Peter Cech hacían imposible la reacción valencianista. Los de Emery se esforzaron por aguantar el resultado y esperar su oportunidad, hasta que en el minuto 21 apareció el centrocampista brasileño Ramires y puso en el marcador un 2-0 que parecía definitivo.

La primera parte no tuvo mucha más historia: el equipo español tuvo el balón pero sin acierto ni ideas, con solo un par de buenas acciones aisladas que Cech se encargó de parar, mientras que los ingleses ejercían un dominio absoluto de la situación.

Tras el descanso, el Valencia salió con más ganas, pero el hecho de que Soldado no hubiera entrado en juego marcó la falta de acierto y la ausencia de ocasiones claras. Los cambios realizados por Emery tampoco resultaron muy acertados, ya que las incorporaciones de Aduriz y Pablo Hernández no mejoraron la cara del equipo.

Por su parte, el Chelsea siguió a lo suyo y logró el tercero en el minuto 76 con otro golazo del héroe de la noche, Didier Drogba, que de nuevo fue asistido por Mata. Ambos recibieron una espectacular ovación cuando fueron sustituidos. Incluso Fernando Torres quiso sumarse a la fiesta cuando saltó al campo, pero ya no hubo ocasión de aumentar la abultada renta del Chelsea.

El equipo de Villas-Boas, que llegaba cuestionado a causa de los decepcionantes resultados obtenidos hasta ahora, firmó el pase a octavos de una forma brillante. El 3-0 final condena a los de Emery a disputar la Europa League, que puede suponer una nueva oportunidad de conquistar un título europeo.

 Imagen: toksuede/Carlos RM

Dejar respuesta