El cabaret de Divinas

1
618
enchante1
Fuente: Teatre Barcelona

Después de su último espectáculo, Paradís, estrenado en la Sala Muntaner la temporada pasada, Divinas repone en ese mismo escenario el que fue su tercer montaje y con el que ganaron el Premio UNNIM de Teatro 2012 (ahora Premio BBVA): Enchanté!

Además del título de la obra, Enchanté es también el nombre del café parisino donde tres exiliadas alemanas trabajan, después de haber tenido que huir de su país ante el auge del nazismo. Cuando el dueño del Café Enchanté se va sin dejar señas, las tres chicas deciden convertirlo en un cabaret como en el que trabajaban en Berlín. El café, pues, se llena de música, de cancanes, de claqué, de maestros de ceremonias. Las tres actrices y cantantes despliegan sus dotes para, en esta primera parte del espectáculo, divertir al público con sus números burlescos, acompañadas por un pianista y un clarinetista.

A través de los diálogos intercalados con las canciones, obra del director y dramaturgo Martí Torras, conocemos el pasado artístico de las tres mujeres que, en la segunda parte del montaje, nos trasladan al Berlín de los años treinta e inciden más en la sátira política, sacando a escena a los dirigentes nazis y haciéndoles interpretar las canciones de burla que sonaban en esos kabaretts, llenos de resistentes al régimen.

Pero París también cae un 14 de junio de 1940, los nazis bombardean la ciudad, y el prólogo y el epílogo nos desvelan la situación real de las tres artistas, siendo los números finales los más emotivos. Sin embargo, no son los únicos que arrancan los aplausos del público, que sigue con entusiasmo y diversión toda la historia. Divinas –Irene Ruiz y Marta y Carla Móra− y Martí Torras proponen un recorrido por las canciones del género de las primeras décadas del pasado siglo XX, cantadas en sus versiones originales en francés, inglés, alemán e incluso incluyen la tradicional ju,día “Hava Nagila” en hebreo.

enchante2
Fuente: Sala Muntaner

En este montaje tiene especial importancia el contenido de las canciones, sobre todo en los números más satíricos, porque es donde reside la chistosidad de sus letras, y eso es algo que se pierde si el espectador no domina lo suficiente los idiomas originales de las piezas. No obstante, la calidad musical, vocal e interpretativa de las artistas hace que se disfruten igual, ya que tanto las coreografías como los elementos de atrezo y vestuario que utilizan ilustran perfectamente los temas.

La escenografía es sencilla, pero efectiva, y el vestuario y la caracterización están muy cuidados, diseñados por Glòria Duran. Todo recrea perfectamente el estilo y la estética de esos años, desde los abrigos que utilizan para su exilio, hasta las faldas de cancán. También los efectos sonoros cobran especial relevancia en los momentos en que se resalta el contexto bélico o en las ocasiones en que se enciende la pequeña radio que tienen sobre el piano.

Enchanté! es un espectáculo que recupera toda una tradición musical y teatral a la vez que practica un ejercicio de memoria histórica de toda una cultura artística y resistente que también sufrió los embates del nazismo y de la Segunda Guerra Mundial. Un montaje que entretiene, divierte y emociona, como avalan sus cerca de cien representaciones por toda España y que ha podido verse también en México. Divinas seguirán convirtiendo la Sala Muntaner en un cabaret hasta el 15 de mayo.

enchante3
Fuente: Sala Muntaner

1 Comentario

Dejar respuesta