“El Bulli: cooking in progress”, para comer con los ojos

1
141

Cartel de la película
Cartel del documental

Este viernes se estrena en España el documental El Bulli: cooking in progress, del director alemán Gereon Wetzel, que explora el proceso creativo que ha llevado a la cumbre a Ferrán Adriá y a su famoso restaurante.

Ferrán Adriá ha obtenido el máximo reconocimiento mundial por la cocina de su restaurante El Bulli, pero su inmenso éxito está basado especialmente en la creatividad y en las innovadoras técnicas que han revolucionado la gastronomía.

El famoso restaurante, situado en cala Montjoi (Girona) y considerado como el mejor restaurante del mundo durante cuatro años consecutivos (desde 2006 hasta 2009), abría solo durante los meses de verano, pero su equipo creativo, dirigido por el propio Adriá, se sumergía durante los otros seis meses en la sede-laboratorio de la calle Portaferrisa de Barcelona. Esto fue lo que llevó a Gereon Wetzel, director y guionista alemán, y a Anna Ginestí, coguionista del documental, a plantearse hace tres años un proyecto: averiguar qué se cocía entre aquellas paredes.

Todo empezó con un correo electrónico enviado por Wetzel a Adríá solicitando hacer un documental enfocado en la parte creativa. La gran sorpresa fue que el alquimista aceptó. Después fueron quince meses de rodaje y, a continuación, la parte más difícil, el montaje, donde hubo que seleccionar sólo dos horas de las más de cien grabadas y tratar de crear una historia con principio y final.

La coguionista Anna Ginestí y el director Gereon Wetzel
La coguionista Anna Ginestí y el director Gereon Wetzel

Deconstruyendo mitos

Sorprende que alguien -y más aún el número uno de la gastronomía internacional- aceptase tal intromisión en la fase de investigación, pero Adriá ha sabido demostrar su gran inteligencia en un acuerdo ha resultado muy beneficioso para todas las partes. Este documental clarifica, simplifica y desmonta cualquier sospecha acerca de los ingredientes y técnicas empleadas en El Bulli. Así se puede comprobar que el boniato se puede cocer y después licuar, pero que, al fin y a la postre, se trata sólo de manipular un boniato.

Estamos ante un documental muy recomendable para todos los públicos y, en especial, para los que querrían haber ido alguna vez al famoso restaurante y no pudieron, ya que al salir de la película se tiene la reconfortante sensación de haber sido un comensal privilegiado.

Entrevista con Anna Ginestí

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=g2PuAN4Tm50&list=HL1333021630&feature=mh_lolz[/youtube]

Tráiler oficial del documental

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BN0eshtAxYA[/youtube]

 Fotografías : Mar Seijo/ If… Productions
Vídeo: Mar Seijo

1 Comentario

  1. Buen articulo,se disfrita el contenido,te apasiona la cocina,pues no quemastes tu articulo,sabroso y divertido,se entiende y eso se observa,te ganas mi estrella.animo

Dejar respuesta