El boxeo irrumpe en los Oscar

0
134

El deporte en el cine siempre ha sido un buen escaparate para mostrar los valores que conectan con los aficionados: esfuerzo, superación, honor, dignidad, compañerismo, recompensa o saber estar. Existen innumerables ejemplos de grandes largometrajes que recogen prácticamente la totalidad de disciplinas: fútbol, tenis, baloncesto, motociclismo, fórmula uno…

Pero hay un género que destaca por encima de los demás en la historia del cine que ha sido siempre reconocido y premiado en los Oscar: el boxeo. Un deporte incomprendido por su violencia que sin embargo atesora un buen puñado de virtudes que lo hacen extremadamente atractivo para aparecer en pantalla.

Sin duda, para los aficionados al boxeo, la película por excelencia es Rocky. Creada y protagonizada por Sylvester Stallone acercó a finales de los 70 el mundo del boxeo a todo tipo de público que ha sido fiel a la vida de Balboa en sus seis entregas. Stallone supo aunar, con belleza y sensibilidad, el día a día de un deporte duro que sin embargo esconde detalles de extremada nobleza. Su excelente trabajo le valió para alzarse con el Oscar a la mejor película, realización y montaje así como las nominaciones a todos sus actores, guión original, sonido y canción original en 1976.

Otra obra maestra es Toro Salvaje, basada en la descarnada historia de Jake La Motta protagonizada de forma magistral por Robert De Niro y dirigida de forma inigualable por Martin Scorsese. Fue nominada a 8 Oscars y ganó los de mejor montaje y mejor actor (De Niro) en 1980.

En 2004 fue Million Dollar Baby de Clint Eastwood la que estremeció a los espectadores con una historia desgarradora sobre el boxeo femenino protagonizada por Hilary Swank, Morgan Freeman e Eastwood. También contó con el reconocimiento de cuatro Oscar en la ceremonia de 2005: actriz, actor secundario, dirección y película así como las nominaciones a montaje, guión adaptado o mejor actor.

Ahora llega a la cartelera española la última película del director David O. Russell  que protagonizan Mark Wahlberg, Christian Bale (demacrado e irreconocible de nuevo), Melissa Leo y Amy Adams. Gran reparto para presentar una historia fraternal basada en hechos reales; los del boxeador Micky Ward, El Trueno Irlandés. El 4 de febrero estará en las salas de nuestro país para ver la luz tras años de retrasos en la producción. El boxeo no es más que el trasfondo para reflejar el mundo de las drogas, la envidia, el amor o el éxito.

The Fighter, traducida como Hermanos en la lona, fue grabada en poco menos de un mes e indaga en la vida de dos hermanastros que se dedican al boxeo. Dicky (interpretado por un Bale que ya ha recogido el Globo de Oro por su interpretación) es reconocido como un héroe del cuadrilátero en su ciudad que atraviesa horas bajas convertido en un delincuente con problemas de drogas. Su hermano Micky (al que da vida un excelente Mark Wahlberg) ha cogido el relevo y está dispuesto a triunfar a pesar de las iniciales carencias que le hacen recibir paliza tras paliza. Será su novia Charlene (Amy Adams realiza otra gran interpretación) la que le convenza de que lo único que le falta es concentración y perseverancia para demostrar a todos su gran potencial sobre el ring. Los turbios problemas de su hermano hacen que en principio se aleje de él, pero ante la oportunidad de luchar por el título mundial de peso ligero irá en su busca y en la de su madre (la recientemente premiada con el Globo de Oro Melissa Leo) que le apoyarán en su carrera.

La película ya ha obtenido un buen número de premios internacionales y cuenta con siete nominaciones para la próxima ceremonia de los Oscar: mejor actor y actrices de reparto, director, editor, película y guión. Podría resultar una historia previsible en la que un fracasado logra convertirse en un héroe logrando sus objetivos profesionales y personales pero su excepcional elenco, un buen guión, el trabajo del director (en Tres Reyes ya dio muestras de su especial manera de entender el cine) y el hecho de que esté basada en una historia real ofrecen suficientes razones para pasar 114 minutos conociendo un poco más el mundo del boxeo impregnado del poder del amor y de la superación, con toques dramáticos y pinceladas cómicas.

Fuente del texto:

Elaboración propia

www.fotogramas.es

www.oscars.org

Fuente de las fotografías:

www.fotogramas.es

Dejar respuesta