El ‘boom’ futbolístico de Oriente Medio

0
70
Zlatan Ibrahimovic () durante su presentación con el PSG, flanqueado por Nasser y Leonardo. Foto: jeanfrancois beausejour (wikimedia)
Zlatan Ibrahimovic (32) durante su presentación con el PSG, flanqueado por el presidente del club, Nasser Al-Khelaifi, y el director deportivo, Leonardo. Foto: jeanfrancois beausejour (wikimedia)

En estos últimos años, los famosos jeques y petrodólares han explotado el mercado futbolístico con sus inversiones millonarias. Equipos históricos en decadencia han sido reflotados enormemente para devolverles al lugar que pertenecen.

En la Ligue 1,  el Paris Saint Germain, con el jeque qatarí Nasser Al-Khelaifi, de 33 años de edad,  al mando desde 2011, es uno de los clubes que más dinero ha invertido en fichajes. En menos de tres años ha conseguido contratar jugadores de alto nivel a golpe de talonario, destacan los fichajes de Javier Pastore, procedente del Palermo italiano por la suma de 47 millones de euros.

La doble incorporación procedentes ambos del AC Milán, Zlatan Ibrahimovic con unos de los salarios más elevados en el mundo del fútbol (14 millones)  y el central brasileño Thiago Silva (42 millones de euros). DesdMonae entonces, el club parisino no ha hecho más que seguir contratando jugadores de tal calibre, sin importar la suma de dinero que conlleven, sólo la llegada de nuevas estrellas al equipo para reforzarlo: Lavezzi, Moura…Y este útimo año, Edinson Cavani, la estrella uruguaya, procedente del club italiano Nápoles.

Pero el PSG no ha sido el único equipo en ‘Le Championnat’ que ha invertido una gran suma de dinero en su plantilla, el Mónaco, con el multimillonario ruso Dmitry Rybolovlev como máximo dirigente. Decidió invertir 100 millones para comprar dos tercios del club y convertirse así en máximo accionista del club.

Con el objetivo de llevar al recién ascendido Mónaco a los puestos más altos de la liga, y que se haga un hueco en Europa, el ruso invirtió 144 millones de euros en la incorporación de 14 nuevos jugadores, con el delantero procedente del Atlético de Madrid, Radamel Falcao como fichaje estrella del proyecto (60 millones de euros). Al colombiano, se le sumaron jugadores de talla internacional procedentes de las grandes ligas europeas, entre los que destacan las transferencias de James Rodríguez y Joao Moutinho, ambos procedentes del FC Oporto.

Por último, las llegadas de los franceses Jéremy Toulalan (5 millones de euros) y Geoffrey Kondogbia, procedentes de la liga española, completan la plantilla del club, que luchará por un puesto en la Champions League para la próxima campaña.

El fútbol francés no es el único que ha sufrido la influencia de los adinerados jeques y magnates procedentes de Oriente. La Premier League también se ha visto involucrada en este bucle de fichajes extremadamente caros. Prueba de ello es el Manchester City de Pellegrini, el club inglés, sólo en el último mercado de fichajes veraniego, ha conseguido contratar el propio Pellegrini, jugadores internacionales de la actual campeona del Mundo como Jesús Navas o Álvaro Negredo, ambos procedentes del Sevilla Fc, entre otros.

Dejar respuesta