El Bibliobús de la Comunidad de Madrid cumple un cuarto de siglo

0
139

La red de Bibliobuses de la Comunidad de Madrid ha cumplido veinticinco años de vida, acercando la lectura a todos los rincones de la región con un total de trece autobuses que visitan a diario más de cien municipios, realizando 232 paradas y ofreciendo una colección que supera ya los 200.000 ejemplares. Un cuarto de siglo en el que este servicio bibliotecario móvil ha efectuado casi cinco millones de préstamos entre los madrileños.

Bibliobús de la Comunidad de Madrid

El primer bibliobús empezó a funcionar el 26 de diciembre de 1953 en el extrarradio y los suburbios de Madrid. En 1956 otro bibliobús vino a reforzar este servicio, al que se añadió un tercero en 1963. Todos ellos eran de tipo remolque. Pero en 1971 la Dirección General de Archivos y Bibliotecas adquiere una flota de ocho bibliobuses ya automóviles, de los cuales cinco se destinaron a cubrir el servicio en la capital.

El 7 de octubre de 1986 se compró la actual flota de trece bibliobuses, de los cuales cinco reemplazaron a los antiguos de Madrid capital y los otros ocho se destinaron a realizar las diferentes rutas por los municipios de la provincia. Se instauraba así el actual servicio de Bibliobuses de la Comunidad de Madrid, con la intención de garantizar a todos los ciudadanos la igualdad de oportunidades en el acceso al libro y a la lectura.

La actual red de autobuses adaptados componen este servicio de extensión bibliotecaria, que llega al 99,9 por ciento de la población madrileña para ofrecer servicios de orientación a la lectura y préstamo de libros, CD, DVD y revistas; además de organizar actividades culturales como concursos de dibujo, fotografía o cuentos, exposiciones bibliográficas mensuales, visitas de diversos colectivos, y otros eventos culturales como la Feria del Libro de Madrid.

En estos años veinticinco años de vida los bibliobuses se han ido modernizando y adaptando a los tiempos, recorriendo más de cuatro millones de kilómetros y permitiendo realizar casi cinco millones de préstamos a 47.000 usuarios cada año. En la actualidad visitan 123 municipios, incluida la capital, con 232 paradas, unas semanales y otras quincenales.

Cinco de ellos hacen servicio a pueblos pequeños y medianos, con visitas en su mayoría quincenales, mientras que otros tres recorren el cinturón metropolitano, con servicios semanales, y otros cinco prestan su servicio en Madrid capital, con paradas semanales.

La colección central de los Bibliobuses supera los 200.000 volúmenes, y sus fondos forman parte del catálogo único de las bibliotecas de la Comunidad por lo que el carné de usuario de Bibliobuses es el mismo que el de las bibliotecas públicas, la Biblioteca Regional de Madrid y los servicios Bibliometro, Telebiblioteca y LibroExpress.

En cada Bibliobús viaja un conductor y un bibliotecario, lleva en su interior una autentica biblioteca de alrededor de unos 3.500 documentos y, desde 1997, además de libros reúne una nutrida colección de música, cine y material multimedia. Todos poseen un ordenador con la base de datos actualizada que sustituye a los primitivos ficheros, y están dotados de telefonía móvil. Más de la mitad de ellos están adaptados para acceso en silla de ruedas.

El Plan de Fomento de la Lectura de la Comunidad de Madrid, en su línea de actuación relacionada con los servicios que acercan la lectura al ciudadano, incluye acciones dirigidas a impulsar los servicios de extensión bibliotecaria. Los Bibliobuses, al igual que la Telebiblioteca, el Bibliometro, el Préstamo Colectivo o el Libroexpres, son un servicio de extensión bibliotecaria y como tal tienen la misión de acercar los libros a aquellos ciudadanos que por distintas razones -lejanía, horarios o discapacidad- no pueden acceder a las bibliotecas fijas.

Imágenes cedidas por la Comunidad de Madrid.

Dejar respuesta