“El Basha”. Oasis en el asfalto

0
251

A principios de los años 90, una tendencia surgió con fuerza en EE.UU. y en países de Europa como Inglaterra o Francia, la expansión de la cocina de Oriente Medio. Superada una difícil época tras los atentados del 11-S, esta tendencia ha llegado a España, con retraso pero a tiempo para disfrutar de una de las cocinas más sofisticadas del mundo.

Este tipo de restaurantes aparecieron para ofrecer una propuesta gastronómica diferente y, al tiempo, una oferta de ocio que acercara esta cultura milenaria a Occidente.

Uno de los restaurantes que más tiempo lleva en nuestro país es “El Basha”, ejemplo y modelo de una tendencia que ya se ha extendido en ciudades como París o Londres, con restaurantes como “Momo” y “404 de Mouraz Mazouz”, respectivamente.

Ubicado en la zona centro de Madrid, entre las plazas de Antón Martín y Santa Ana, “El Basha” nos ofrece un oasis en pleno Barrio de Huertas.

Este local, situado en la Plaza Matute número 7, es una de las mejores opciones para la tarde – noche madrileña. El local nos ofrece una amplia selección de platos árabes entre los que destacan la ensalada de sanklish, hecha a base de tomate, perejil, cebolla, pepino y queso de cabra, el cuscús casero y el Mashawe, una mezcla de carnes con arroz y ensalada. Además, hay un menú degustación, ligero y económico (9€)

Tras la comida tenemos una cita obligada con alguna de las cerca de treinta clases de té y zumos que nos ofrece la carta. Sentados en puffs y al ritmo de la música oriental dejaremos descansar cuerpo y mente mientras disfrutamos del aroma de la sisha en cualquiera de sus tres variedades; agua, alcohol y hielo.

Además, en las noches de los sábados, podremos dejarnos llevar por las melodías del tanbur y el derbake (instrumentos árabes) mientras disfrutamos del “Baile del Vientre”, realizado por algunas de las mejores bailarinas de Madrid.

Los precios son muy asequibles, las teteras cuestan en torno a tres euros y las cachimbas entre los ocho y los diez euros, por tanto, además de relajarnos podremos mantener a salvo el bolsillo.

En definitiva, “El Basha” nos hace una propuesta de ocio distinta, donde convergen dos mundos muy diferentes pero destinados a convivir, donde podemos escapar del ritmo frenético de la ciudad, descubriendo un verdadero oasis en el centro de Madrid.

Fuentes de texto: www.elpais.es
Fuentes de imagen: www.restauranteelbasha.com

1 Comentario

Dejar respuesta