El Barcelona Regal amarra el liderato en el Clásico

0
69

El Barcelona Regal se impuso al Real Madrid (86-83) en la penúltima jornada de la Liga Endesa y se aseguró matemáticamente el liderato de la temporada regular, lo que garantiza, en teoría, un emparejamiento más asequible en los cuartos de final de los playoffs por el título. Pase lo que pase en la última jornada, los blancos mantendrán su segunda plaza gracias a la ventaja de tres victorias que poseen sobre el Caja Laboral.

La 'Bomba' Navarro fue un constante tormento para el 'Chacho' Rodríguez

Podría parecer que un Clásico entre semana tiene menos glamour de lo habitual y menos seguimiento mediático, pero los duelos de esta temporada entre Barcelona Regal y Real Madrid se han convertido en imprescindibles, se jueguen a la hora que se jueguen. Pablo Laso y Xavi Pascual han conseguido mantener un alto nivel competitivo durante toda la temporada, lo que es de agradecer, y no levantan el pie del acelerador ni siquiera en la recta final de la fase regular, en la que la mayoría de equipos con los deberes hechos se deja llevar plácidamente hasta las eliminatorias.

Cierto es que en juego estaban las últimas posibilidades del Real Madrid de colocarse en la ‘pole position’ de cara a los playoffs, por lo que los blancos salieron a morder en el Palau Blaugrana, territorio mucho menos inaccesible que antaño desde la victoria en la última Copa del Rey. Carlos Suárez y Novica Velickovic fueron los primeros en salir enchufados al parqué, mientras que Chuck Eidson hacía lo imposible por mantener la distancia en unos márgenes aceptables en el primer cuarto. Los inicios arrolladores son una seña de identidad del Madrid de Laso, y normalmente sirven para desarmar psicológicamente al rival, aunque en esta ocasión no fue así. La cintura de Juan Carlos Navarro para manejar partidos al límite es, simplemente, de otro planeta.

El Barcelona notó el bajón en el rendimiento de Boniface N’Dong, quien ha pasado de ser el MVP del mes de abril a firmar unos discretos siete puntos ante el eterno rival. Su capacidad de sacrificio y su trabajo en la sombra hicieron que su valoración se fuera, aun así, hasta unos más que decentes 16 puntos. A Pascual le tocó variar el repertorio de su armamento y Navarro dio un paso al frente, bien escoltado por Pete Mickeal, que sigue teniendo una influencia paranormal en el ánimo madridista, y Eidson, en uno de sus mejores partidos de la temporada. El Barcelona consiguió obtener ventaja en el segundo cuarto y regaló una puntilla al Real Madrid en forma de triple desde el centro del campo de Navarro en el último segundo. Esos golpes duelen, por mucho que se niegue la mayor.

Para frenar el torrente ofensivo azulgrana, Laso tenía claro que había que obedecer al manual de supervivencia, en el que Felipe Reyes tiene el protagonismo absoluto. La pintura ya no es territorio vedado para los blancos en un Clásico, y así lo demostraron el propio Reyes y Ante Tomic, que tomó el relevo del destrozo que Mirza Begic protagonizó allá por el mes de febrero en la defensa azulgrana, la mejor de la Liga Endesa.

Llegar al último cuarto con siete puntos de ventaja puede suponer un alivio para un equipo como el Real Madrid, pero el rival no era para tomárselo a la ligera. Con un parcial de 9-0, el Barcelona consiguió ponerse por delante por primera vez en el partido, incluso arañando una ventaja de tres puntos. Nadie se explica aún el tembleque que asoló a los jugadores de uno y otro bando desde la línea de tiros libres en los últimos minutos (N’Dong, Sergio Rodríguez Erazem Lorbek). El partido se decantaría por el equipo que mejor supiera conjugar garra y tranquilidad, y ahí el Barcelona hizo gala de la hiperactividad de Víctor Sada y el relax con el que la Bomba Navarro afronta los minutos en los que el resto del planeta roza la taquicardia. Sin tiempos muertos para alargar el último minuto, el Barcelona se asegura el liderato y ya espera plácidamente los playoffs, exactamente igual que el Real Madrid, los dos grandes favoritos para llevarse el título liguero.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=m6lKdjnBjss&list=UU14UlmYlSNiQCBe9Eookf_A&index=1&feature=plcp[/youtube]

Resto de la jornada

Blusens Monbus 76 – Valencia Basket 62. El Blusens huye a toda prisa de las garras del descenso. El factor cancha fue determinante en el partido ante los taronja, que ven peligrar la cuarta plaza, ahora mismo en poder del Gescrap. Los veinte puntos de Alberto Corbacho para los gallegos fueron decisivos.

Mad-Croc Fuenlabrada 87 – Caja Laboral 92. El Fuenla está salvado y eso se nota en lo fluido de su baloncesto, que hizo sudar lo que no está escrito al Caja Laboral, obligado a tirar de su amplio repertorio ofensivo para asegurar la tercera plaza en los playoffs. Andrés Nocioni sigue disfrutando de este deporte en su nueva etapa en Vitoria y fue el mejor de su equipo, acompañado por Pablo Prigioni y Brad Oleson.

FIATC Joventut 74 – Lucentum Alicante 63. El Lucentum sigue desinflándose en una recta final que se le está haciendo verdaderamente larga. A falta de una jornada, mantiene una victoria de ventaja sobre el propio FIATC, CAI Zaragoza y Unicaja. En la Penya destacó el colectivo por encima de las individualidades, mientras Kaloyan Ivanov hacía lo imposible por evitar una derrota que se suma al varapalo del pasado fin de semana ante el Barcelona.

UCAM Murcia 78 – Assignia Manresa 60. James Augustine e Ime Udoka enamoraron al Palacio de los Deportes de Murcia con 35 puntos entre ambos, permitiendo que el UCAM siga respirando lejos del descenso ante un Assignia que descansa ya en tierra de nadie y se toma los partidos como meros trámites.

Gescrap Bizkaia 80 – Unicaja 83. La amenaza de perder la licencia que permitiría al Unicaja seguir jugando en Euroliga el año que viene ha hecho espabilar a base de bien a los malagueños. Liderados por Joel Freeland y Luka Zoric, bien secundados por Troy DeVries, los andaluces consiguieron una espectacular victoria en Miribilla, uno de los fortines de la Liga Endesa, donde la actuación de Kostas Vasileiadis no fue suficiente.

Blancos de Rueda Valladolid 68 – Asefa Estudiantes 79. Trifón Poch es especialista en misiones imposibles y conseguir que el Asefa tenga, a falta de una jornada, posibilidades de salvarse un año más de la quema, es digno de alabar. Ante el ya descendido Blancos de Rueda, Chris Lofton y Rodrigo de la Fuente se pusieron el traje de faena y aseguraron una nueva victoria para los colegiales. Louis Bullock, por su parte, continúa con su progresión y firmó números positivos tras su debut del fin de semana pasado ante el Assignia.

Banca Cívica 61 – Lagun Aro GBC 65. El Lagun Aro se sublevó ante el equipo de Joan Plaza y consiguió adelantarle en la clasificación, dentro de la encarnizada lucha que se plantea por el cuarto puesto de la clasificación. Mientras el Lagun Aro se apoyó en las estadísticas de Jimmy Baron y Javi Salgado, el Banca Cívica sólo pudo recurrir de forma permanente a Earl Calloway.

Gran Canaria 72 – CAI Zaragoza 62. Hacer los deberes antes de tiempo ha permitido que la afición del Centro Insular de Deportes pueda disfrutar con toda tranquilidad de jugadores como Marquez Haynes o Michael Bramos, a la espera de que este año no expolien a una plantilla obligada a reinventarse verano tras verano. 

Fotografía: Ángel Caparrós (ACB Photo)

Dejar respuesta