El Barcelona jugará en Lleida la Final Four de la Copa de la UEFA de fútbol sala

0
76

El pabellón Barris Nord de Lleida ha sido designado para albergar la undécima edición de la Final Four de la Copa de la UEFA de fútbol sala, donde el Barcelona Alusport deberá medir sus fuerzas con el Marca Futsal de Italia, el poderoso Dinamo de Moscú ruso y el Sporting Club de Portugal.

El Barcelona Alusport quiere ganar el trofeo en su primera participación

La Final Four de la Copa de la UEFA tendrá lugar del 27 al 29 de abril en territorio propicio para el Barcelona. La ciudad de Lleida se impuso sobre la candidatura de Moscú, que también aspiraba a organizar el torneo, y el pabellón Barris Nord verá el mejor fútbol sala del continente. El Barcelona intentará convertirse en el tercer equipo español que vence en la máxima competición continental, tras los tres títulos conseguidos por Inter Movistar y los dos que lucen en las vitrinas de Playas de Castellón.

Sin duda, el máximo favorito para llevarse el torneo es el equipo blaugrana; además de contar con la mejor plantilla, juega en casa y sentirá el apoyo de su público, aunque tiene que tener cuidado con el Dinamo de Moscú, ya que los equipos rusos siempre resultan complicados. El sorteo para conocer los emparejamientos de esta final a cuatro tendrá lugar en el descanso del partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League que disputarán el Barcelona y el Milan. Los catalanes han puesto todo de su parte para que esta sea la segunda vez que la Final Four se celebre en España -la primera fue en Murcia en 2007- y quieren llevarse el trofeo en su primera participación.

Resulta curioso que, desde que la final se disputa con este formato, tan sólo la hayan conquistado equipos españoles, italianos, portugueses y rusos. El Marca italiano se presenta como el equipo más débil a priori, pero este año ya ha dejado en la cuneta al vigente campeón del torneo, el Montesilvano. Sin duda, el rival más difícil que tendrá el Barça en su intento de conquistar este torneo sera el Dinamo de Moscú, ya que los equipos rusos siempre son muy fuertes físicamente, ordenados y difíciles de batir. Además, el entrenador del conjunto moscovita, Tino Pérez, señaló que jugar en casa puede ser un hándicap para el Barcelona, puesto que el Sporting y el Viz-Sinara Ekaterimburgo ya han sufrido la presión de actuar como local en anteriores ediciones. Por último, el Sporting, que accedió a la Final Four con más problemas de los previstos, intentará llevarse el trofeo a tierras lusas.

El Barcelona ha conseguido acceder a esta final tras hacer un magnífico torneo en su primera participación, aunque tuvo que sudar la gota gorda para superar al Araz Naxçivan de Azerbaiyán. La clave para hacerse con el título estará en la efectividad, puesto que, en estos torneos tan cortos, el que golpea primero y sabe dominar el tempo del partido es el que tiene más opciones de ganar.

Dejar respuesta