El Barcelona Alusport revalida su título de campeón de la LNFS

0
105

El Barcelona Alusport se impuso en la prórroga del quinto partido de la final de la LNFS (3-6) a ElPozo Murcia, que nunca cejó en su empeño de dar la sorpresa y hacer que el trofeo regresara a Murcia. El mayor poderío del conjunto azulgrana en los cinco minutos extra decantaron la balanza definitivamente en una de las finales más apretadas que se recuerdan en el fútbol sala español.

El Barcelona culmina la temporada 2011/12 con cuatro títulos: Copa de España, Copa de la UEFA, Copa del Rey y Liga

Los dos últimos partidos de la final entre ElPozo y Barcelona ascendieron a los terrenos de la épica deportiva. Dos conjuntos, guiados más por su ambición que por su estado físico, peleaban cada minuto por alzarse con el trofeo de la regularidad, el que premia al mejor conjunto del país en la temporada. Ver una ventaja de más de un gol se hizo tarea imposible durante los cuarenta minutos más eléctricos que ha vivido el Palacio de los Deportes de Murcia en mucho tiempo.

El alto voltaje llegó cuando no se habían cumplido ni diez minutos de la primera parte. Gabriel da Silva arrolló a Álex Yepes en un contraataque de ElPozo y el árbitro señaló penalti. Cristian Domínguez, ayer nuevamente titular, dejó su lugar a Paco Sedano para intentar frenar el disparo de Leandro Rodrigues Esquerdinha. El meta mostoleño siguió jugando su final en modo heroico y detuvo el lanzamiento del brasileño, ayer nuevamente desquiciado en bastantes fases del partido.

Los jugadores de Eduardo Sao Thiago Duda no se vinieron abajo con el fallo de Esquerdinha, y en el minuto 13 se pusieron por delante con un gol de Thiago de Bail, el jugador más en forma de los murcianos en los últimos cinco partidos del año. El Barcelona no estaba por la labor de dejar despegarse a ElPozo, y confiaron su destino a la raza de Javi Rodríguez. El Mito, en su último partido con la camiseta azulgrana, hizo lucir más que nunca su brazalete de capitán y devolvió las tablas dos minutos después.

El Barcelona pudo irse por delante al descanso gracias a un doble penalti en los instantes finales de la primera parte, pero Sergio Lozano erró el lanzamiento, dejando que todo se decidiera en la segunda mitad. Apareció entonces Esquerdinha, a quien los murcianos empezaban a echar de menos de forma alarmante, para volver a adelantar a los charcuteros, despejando así los fantasmas que rodeaban la cabeza del nuevo jugador del Dina de Moscú. El reloj andaba ya por el minuto 26, pero no tuvo tiempo ElPozo de administrar su renta. De forma automática, Rodríguez devolvió las tablas al marcador. Era su último partido y no quería dejarlo pasar así como así. 

El partido ya había entrado en una fase alocada, en la que los ataques se sucedían, a modo de montaña rusa, en una portería y otra, haciendo sudar a Rafa Fernández y Cristian, que solventaban su trabajo la mayoría de las veces de forma excelente. Miguelín Sayago también quiso contribuir al espectáculo, adelantando por tercera vez a ElPozo, aunque esta vez tampoco fue la definitiva.

En los últimos cinco minutos, cuando a muchos equipos les pesan las piernas, el Barcelona supo desenvolverse sobre el parqué murciano de forma serena, y así pudo Lozano establecer el 3-3 con el que el partido encarriló una prórroga de infarto, en la que los consejos de Duda o Marc Carmona poco podían aportar. Era la hora del corazón y del talento.

ElPozo Murcia, con un desempeño sobresaliente en los cinco partidos de la final, vio cómo esos cinco minutos extra le sobraron, falto de fuerzas, bloqueados ante la portería contraria, donde Ari Santos y Cristian se hacían gigantes según pasaba el tiempo. Lozano puso la puntilla con el 3-4 al minuto de comenzar, y Wilde Gomes, con muchas cuentas pendientes en Murcia, asestó el golpe de gracia a la que un día fue su afición. Sobraron las expresivas celebraciones del brasileño y varios cánticos de la grada, pero ni mucho menos fueron suficientes para empañar una final espectacular e histórica en cuanto a incertidumbre. El fútbol sala español tendrá que acostumbrarse, desde hoy mismo, a que el brazalete de capitán del actual campeón ya no esté en el brazo de Javi Rodríguez.

Fotografía: LNFS

Dejar respuesta