El Barça sentencia al Milán y el Madrid formaliza su trámite

0
81

El Real Madrid se clasificó para semifinales de la Champions, donde se medirá al Bayern de Múnich, tras imponerse al APOEL (5-2) en el partido de vuelta disputado en el Santiago Bernabéu. Por su parte, el Barça ajustició al Milan (3-1) y se enfrentará al Chelsea por un puesto en la gran final del máximo torneo continental.

El Camp Nou se vistió de gala para recibir al vigente campeón de la Champions, en lo que se presagiaba como una de las grandes noches europeas en el feudo azulgrana. El Barcelona salió a por todas desde el principio, disponiendo de la posesión del balón y creando ocasiones claras para adelantarse en el marcador. A los diez minutos de partido, Antonini derribó a Messi dentro del área tras un mal control del jugador italiano y el árbitro señalo penalti. Abbiati se lanzó con decisión y rozó el esférico, pero no pudo detener el lanzamiento de La Pulga. Cuando parecía que el partido estaba encauzado, Nocerino aprovechó un gran pase de Ibrahimovic para empatar de tiro cruzado.

Poco le duró la alegría al conjunto de Allegri, porque el colegiado sólo tardó unos minutos en decretar otra pena máxima a favor del Barça, esta vez tras un agarrón de Nesta a Busquets en un lanzamiento de corner. Messi, infalible desde los once metros, puso por delante a los catalanes.

En la segunda parte el Milán acuso el esfuerzo físico y apenas inquietó la portería de Valdés, por lo que el Barcelona se limitó a dejar pasar los minutos. Iniesta sentenció la eliminatoria tras un rechace de Abbiati a disparo de Messi.

De viaje al Santiago Bernabéu, el Real Madrid materializó su clasificación ante el APOEL en un partido bastante cómodo para los blancos. Ronaldo en el minuto 25, tras cazar un centro de Marcelo, y Kaká en el 36, de disparo lejano, fueron los autores de los dos goles con los que se llego al final de la primera parte.

Tras la reanudación, los madrileños se relajaron y el equipo chipriota aprovechó su primera ocasión para marcar por medio de Manduca. Sin embargo, Ronaldo puso tierra de por medio con el mejor tanto de la noche: un magistral lanzamiento de falta ante el que no pudo hacer nada el guardameta Urko Pardo. Mourinho movió el banquillo dando entrada a Callejón y a Di María, y la jugada le salió bien. El canterano consiguió el cuarto gol tras un gran control de pecho, mientras que el delantero argentino anotó el quinto con una espectacular vaselina. Esteban Solari, de penalti tras una falta de Altintop, logró el segundo e intrascendental gol para el Apoel.

En el resto de eliminatorias que completaban los cuartos de final, el Chelsea hizo buena su ventaja de un gol conseguida en Lisboa y certificó su pase a la siguiente ronda tras imponerse al Benfica (2-1) en Stamford Bridge. Lampard y Meireles anotaron para el equipo inglés y Javi García consiguió el gol de los portugueses. Por su parte, un Bayern plagado de suplentes y liderado por un gran Ribery se impuso al Olympique de Marsella (2-0) con dos tantos del croata Olic.

Fotografía: Wrafter

Dejar respuesta