El Barça gana la batalla en el Camp Nou

0
189
Leo Messi (27) fue decisivo en la victoria del Barça./ Shai Pal (wikimedia)
Leo Messi (27) fue decisivo en la victoria del Barça./ Shai Pal (wikimedia)

El Barcelona venció al Atlético de Madrid en el primer encuentro entre dos de los grandes de esta Liga. El equipo de Luis Enrique ganó (3-1) en su casa, consiguiendo la ventaja de puntos que los atléticos habían acortado el pasado fin de semana.

Los dos equipos llegaron al esperadísimo partido de maneras muy diferente. El Atlético de Madrid venía de ganar al Real Madrid en la eliminatoria de ida de la Copa del Rey, mientras que el Barcelona estaba en el foco de mira en una posible crisis entre el entrenador y los principales jugadores de la plantilla.

Fue un encuentro espectacular en el que no falto fútbol, homenajes, goles y como no, polémica. Antes del pitido inicial, se iniciaron varios homenajes en el terreno de juego. Ambos equipo posaron tras un cartel pidiendo justicia para “El Topo”, periodista argentino fallecido durante el Mundial de Fútbol celebrado en Brasil el pasado verano. Además el Liga de Fútbol Profesional quiso premiar a Messi por convertirse en el jugador más goleador de la Liga española. Y más tarde, se guardó un minuto de silencio por los fallecidos en el atentado al Charlie Hebdo en París. Durante el cual, todo el estadio porto carteles con la frase “Tots som Charlie” (“Todos somos Charlie”).

El encuentro comenzó a la par pero en los primeros compases del partido el Atleti se dispersó y dejó al Barcelona realizar su juego sin ningún problema. Y como reflejo de ese poco juego del Atleti llegó en los primeros minutos del encuentro el gol del Barcelona. Messi se escapó en un hueco de Godín, cedió el balón al centro del área, donde Suárez no supo reaccionar pero que Neymar sí y, aprovechando el lio de la defensa atlética, llevó el balón al fondo de la portería de Moya antes de cumplir el primer cuarto de hora.

Tras el gol, el Atleti se cerró y parecía perdido, mientras que el Barcelona encontraba muchos espacios detrás de los centrales que hacían cada vez más temer otro temprano segundo gol para el equipo catalán. En una de esas llegadas, se produjo una de las acciones más polémicas del partido cuando José Jiménez entró con los tacos por delante a Neymar, e hizo que el brasileño tuviera que ser atendido en la banda por una herida en el tobillo. Por suerte solo quedo en eso porque, en pocos minutos, Neymar volvió al terreno de juego, aunque tanto la grada como el equipo azulgrana reclamaba una tarjeta para el defensa atlético.

El Barça seguía llegando con mucha facilidad y sin encontrar apenas resistencia. En el minuto 32 vino el segundo gol del Barcelona y no sin polémica, ya que el árbitro no pito mano del delantero argentino, que se llevó el balón en un pase con el brazo. El astro argentino dio la asistencia de gol a Luis Suárez, quien marcó el segundo equipo para su equipo.

Después del descanso, se vio como El Cholo había hablado con sus chicos porque salieron con más intensidad y se vio un equipo más estructurado. En una incursión del Atlético al área en el minuto 57, el árbitro pitó penalti al derribar Messi a Gámez. La pena máxima fue  ejecutada por Mandzukiz, quién no dudo en su tiro y mando el balón al fondo de la red de Claudio Bravo. Su celebración también creo polémica al hacer callar a la grada del Camp Nou. El equipo de Diego Simeone se metía en el partido. Koke y Arda Turán tiraban del equipo, en una de sus acciones el turco dejó una muestra de la calidad de su fútbol con un pase de tacón, que hizo aplaudir a la grada atlética. Viendo eso el Barcelona volvió a apretar. En una jugada que inició Luis Suárez, quién centró al área, donde Messi controló el balón, pasó a Rakitic y este le dio el pase al hueco, pero el argentino no controló bien, y un fallo de Raúl García hizo que Leo Messi tuviera otra oportunidad, la cual no la desperdició y marcó el tercer y último gol para el Barcelona.

En la segunda parte, también hay que destacar varias polémicas como el supuesto penalti a Rakitic, por el cual los jugadores culés protestaron al árbitro, pero este no pitó nada. Más tarde, un centro al área propició una entrada de Leo Messi con la bota en la cara del portero atlético, que ninguno de los árbitros pareció ver. Además, durante el encuentro, se vieron algunos encontronazos entre jugadores, pero que los propios compañeros supieron solventar y hacer que el juego continuara, mientras el árbitro permanecía algo más pasivo de lo normal.

El partido terminó con los tres goles del Barcelona al Atlético, dejando claro que no pasa por ningún tipo de crisis y donde desplegaron un buen juego para bloquear a uno de sus mayores rivales. Los tres delanteros (Neymar, Luis Suárez y Messi) mostraron que cada vez se entienden mejor ya que los tres participaron en los goles de su equipo.

Con esta victoria el Barcelona también se vengó del Atlético de Madrid, quien se convirtió en campeón de la pasada Liga en el Camp Nou, abatiendo todas las esperanzas de los culés por lograr algún título en los minutos finales del encuentro.

Ahora ambos equipos tienen que pensar en la eliminatoria de cuartos de la Copa del Rey que disputarán esta semana.

Dejar respuesta