El Barça elimina al vigente campeón contra pronóstico

0
96

El Barcelona Regal venció al Real Madrid por 108-111 dejándole sin opciones de revalidar el título. Hicieron falta dos prórrogas para cerrar el partido. Sergio Llull (23 puntos) y Pete Mickeal (26 puntos) fueron los máximos anotadores en un encuentro sin estrellas que sobresalieran. El exmadridista Ante Tomic se antojó fundamental en los últimos minutos.

El partido inaugural de la Copa del Rey 2013 será recordado durante años. Fotografía: ACB Photo
El partido inaugural de la Copa del Rey 2013 será recordado durante años. Fotografía: ACB Photo

Y el gran favorito se marchó a casa a las primeras de cambio. Una vez más se hace palpable aquello de que no importa cómo se llegue para jugar un Clásico. Lo que se haya ganado durante todo el año, cuando el árbitro lanza el balón al aire, es historia. El Barcelona Regal fue fiel a su estilo, practicando una buena defensa y realizando un buen partido desde el comienzo. Parece que este año se transforma cuando tiene al Real Madrid delante. Nada que ver con los de Pablo Laso, que no mostraron su verdadero nivel en toda la tarde. Apenas apretaron cuando la situación lo requería para seguir metidos en el encuentro. Aun así, la eliminación de los blancos en esta Copa tiene la coartada del rival, y la de haber sido difíciles de matar, ya que el choque cobró cierto tinte de épica al prolongarse por dos veces hasta forzar el desempate.

Sin embargo, es algo que al Real Madrid no le debería valer, sabedor de que está jugando el mejor baloncesto de Europa esta temporada y que poco o nada de eso se vio ayer en el Fernando Buesa Arena. Si el Barça arrancó el partido concentrado, a los blancos se les notó fríos desde el principio; si los culés defendían con todo, los merengues no ponían la misma intensidad. Fue un clásico igualado, sí, pero también se hizo muy largo. Largo, más que por las dos prórrogas, porque jugando por encima de su nivel, el equipo de Xavi Pascual no podía ganar a su oponente, y largo además porque el Madrid no pudo ser el Madrid, ya que en ningún momento fue capaz de correr, de realizar su juego y de sacarse ese incomodo ritmo de encima.

El nivel del encuentro fue, no obstante, superior al de sus estrellas. Juan Carlos Navarro se perdió minutos importantes, de esos en los que se ganan los partidos. Y Rudy Fernández, como el catalán, jugó porque se trataba de la Copa y porque quien estaba en frente era el eterno rival. Porque ayer no tenía mano para los tiros, ni para cualquier otra cosa prácticamente. Al menos dignificaron su presencia dándolo todo, porque no se puede dudar de estos dos campeones del mundo, anotando 11 y 15 puntos respectivamente. Quedan para el recuerdo los récords alcanzados por los capitanes: Felipe Reyes como máximo reboteador de la competición, con 145; y la Bomba Navarro, que igualó el de triples que poseía Alberto Herreros, con 49 aciertos.

De lo que no hay duda es de que se trató de un gran espectáculo, de un enfrentamiento más entre estos dos colosos que no defraudó en intensidad y emoción, por más que durante algunos instantes se echara en falta un poco más de calidad. Pero esto también es ba-lon-ces-to. El vencedor se medirá en semifinales al Caja Laboral, anfitrión de esta Copa del Rey, que vapuleó al CAI Zaragoza por un contundente 88-64. 

Dejar respuesta