El Banco de España decidirá si un imputado puede ser directivo de una caja de ahorros

0
72

La nueva Ley de Cajas establece que el regulador tenga en cuenta los atenuantes y una tipificación de los delitos que propiciaron la imputación de la persona. Exigirá también un mayor “escrutinio” en lo que afecta a la honorabilidad, experiencia y compatibilidad de estos cargos.

Protestas en las inmediaciones del Banco de España
Protestas en las inmediaciones del Banco de España

El Banco de España tendrá la última palabra en el caso de que una caja de ahorros nombre directivo a una persona imputada ya que la nueva ley de cajas de ahorros incluye un mayor “escrutinio” sobre la honorabilidad, la experiencia y la compatibilidad de estos cargos. Fuentes del Ministerio de Economía han explicado que será el supervisor el que decida si un imputado puede estar presente en alguno de los órganos de dirección de las cajas de ahorros.

La ley salió a consulta pública este lunes. Los requisitos deberán ser cumplidos también por los directores generales o asimilados, “así como en las personas que asuman funciones de control interno u ocupen puestos clave para el desarrollo diario de la actividad de la entidad, conforme establezca el Banco de España”. Éste, tendrá un plazo de diez días para sacar a la luz su decisión final.

Entre los criterios para valorar la honorabilidad, se tendrá en cuenta la trayectoria del consejero, directivo o empleado en relación con las autoridades de regulación y supervisión. Además se valorarán las razones por las que pudiera haber sido despedido o cesado en anteriores cargos. Su historial de solvencia y cumplimiento de obligaciones, los resultados obtenidos en el desempeño de su responsabilidades o si se hubiera declarado en concurso.

Sobre la evaluación de condena por la comisión de delitos dolosos y sanción por omisión de infracciones administrativas, se tendrán en cuenta múltiples variantes. Entre otras, la tipificación de los hechos que motivaron la condena o sanción, si los hechos que motivaron la condena o sanción se realizaron en provecho propio o en perjuicio de intereses de terceros, el tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos, o si existe reiteración de condenas o sanciones anteriores.

Sobre la experiencia de los nuevos cargos se exigirá a los nuevos miembros de los órganos directivos una serie de conocimientos y experiencia adecuados en banca y servicios financieros, siendo obligatorio para ellos demostrar tal experiencia. En propias palabras del Banco de España “El Consejo de Administración deberá contar con miembros que reúnan suficiente experiencia profesional en el gobierno de entidades financieras para asegurar la capacidad efectiva en el Consejo de Administración de tomar decisiones de forma independiente y autónoma en beneficio de la entidad”.

Fotografía: Alberto Sánchez Martín

Dejar respuesta