España conquista un bronce histórico en el Mundial de balonmano femenino

2
72

La selección española de balonmano femenino logró su primera medalla en un Campeonato del Mundo tras vencer con suficiencia a Dinamarca (18-24) y conquistar la presea de bronce en el torneo disputado en Brasil. Las chicas de Jorge Dueñas se recuperaron de la amarga derrota ante Noruega en semifinales y alcanzaron un resultado histórico que, además, les permite actuar como locales en uno de los preolímpicos que otorgarán los últimos billetes para Londres 2012.

La selección española ya es un equipo de leyenda

El partido comenzó con una selección española muy implicada, consiguiendo rápidamente dos parciales favorables de 2-0 y 3-1. Al plantel danés le costó entrar en calor, con ataques muy apresurados y fisuras defensivas evidentes. Verónica Cuadrado y Carmen Martín marcaban la pauta a seguir en defensa y ataque, hasta que Dinamarca consiguió igualar el choque desde el punto de penalti por medio de Norgaard.

Comenzó entonces un periodo bastante igualado y en el que ninguno de los dos conjuntos conseguía despegarse en el marcador, sustentados ambos por la actuación de sus porteras, Silvia Navarro y Christina Pedersen. Dinamarca se adelantó 8-6 a pocos minutos del final de la primera parte, aunque el buen hacer de las españolas cristalizó con un gol sobre la bocina de Eli Pinedo que dejaba un esperanzador 9-9 en el marcador.

En el segundo acto, la magia se vistió de negro y amarillo (los colores ayer del equipo nacional). Carmen Martín prosiguió con su ritmo anotador y contribuyó a firmar un parcial de 0-3 que supuso un mazazo casi definitivo para Dinamarca. Además, en la otra mitad de la pista seguía imponiéndose el cerrojo que Navarro había puesto a su portería, trayendo por la calle de la amargura a jugadoras de la calidad de Kristina Bille, Maria Fisker o Christina Krogshede.

El partido se estaba rompiendo poco a poco, buen momento para que apareciera la muñeca de Laura Pena desde el costado izquierdo y seguir aumentando la grieta por la que se fugaban las esperanzas danesas. Aguilar se sumó al recital con varios lanzamientos magitrales desde los siete metros, remarcando la superioridad española en todos los aspectos del juego. La máxima diferencia llegó con un golazo de Marta Mangué que situó el marcador en un inapelable 14-20, seis goles de diferencia insultantes para un equipo con la solera de Dinamarca.

El orgullo nórdico tenía que aparecer y Bille fue la encargada de romper esa tendencia negativa en ataque. A falta de cinco minutos, con cinco goles a favor, Jorge Dueñas aprovechó el último tiempo muerto del partido para concienciar a sus chicas: había que mantener el ritmo y la concentración. Dicho y hecho. Aguilar restableció la diferencia de seis goles y Navarro alcanzó las veinte paradas, ganándose merecidamente el MVP. Finalmente, 18-24. La primera medalla de la historia del balonmano femenino en un Mundial ya vuela hacia Madrid.

Imagen cedida por RFEBM.net

2 Comentarios

Dejar respuesta