El baloncesto hace justicia con el Obradoiro

0
80
Fuente: J. Marqués (ACB Photo)
Fuente: J. Marqués (ACB Photo)

El Obradoiro Club de Amigos Baloncesto S.A.D, equipo gallego de baloncesto más conocido como Blusens Monbus, está viviendo un sueño tras entrar por primera vez en su historia en los playoffs de la Liga Endesa. El Real Madrid, líder de la competición, será su primer – y puede que último – rival para competir por el título nacional, tras ganar en la última jornada al Uxue Bilbao Basket por 79-78. Por el contrario, el Unicaja de Málaga vuelve a quedarse fuera de la postemporada.

El equipo se ha volcado en el enfrentamiento ante los blancos, colocando autocares para que sus aficionados que quieran desplazarse a Madrid a ver el encuentro. El precio oscila entre los 20 euros para los socios y 25 para público en general. La afición ha arropado en todo momento a su equipo, tanto en los buenos como en los malos resultados, por lo que está considerada por los medios de comunicación como la mejor afición nacional. Por ello, es previsible que siga fiel a sus jugadores en un momento tan importante para ellos.

El club santiagués fue fundado en 1970 por 29 socios, con el objetivo de impulsar el baloncesto masculino en Santiago de Compostela. En su primera temporada ingresa en el grupo A de la tercera división,compuesto por once equipos de Galicia.

Doce años tuvo que esperar la afición para poder ver a su equipo en primera, entoces llamada División de Honor. Era el primer club santiagués que conseguía entrar en lo máxima categoría del baloncesto español, tras vencer en la última jornada en Mataró por 86-89,en un partido que se decidió en los últimos minutos. Con un balance de 18 victorias y solo 8 derrotas, tercero en la clasificación general. El sueño de primera duro solo una temporada, la 1982- 83, y tras conseguir dos victorias en toda la temporada volvió a la segunda división.

En la temporada 1989-90 el club  vuelve a los playoffs de ascenso, donde perdió en la fase final con el conjunto Juver Murcia, tras un 0-3 en la serie. En esta ronda se destapo que el equipo murciano se había saltado las normas al inscribir al jugador argentino Esteban Pérez, con un documento español falso para poder jugar junto al otro extracomunitario que tenían en plantilla, Mike Philips. Los gallegos denunciaron este hecho a través de vías de deportivas y judiciales.

El proceso judicial se alargó hasta el verano de 2003, cuando el Tribunal Supremo decidió suspender la Liga ACB mientras no se admitiese al Obradoiro. La ACB exigió al club santiagués que abonase el canon de entrada correspondiente a la temporada 2003/2004, cercano a los 3 millones de euros, mientras que el Obradoiro exigía que le pagaran el correspondiente a la temporada 1990/91, unos 600.000 euros. Al no llegar a un acuerdo, el equipo siguió luchando para que se hiciera justicia.

Cuatro años más tarde el 27 de noviembre de 2007 el Tribunal Supremo volvió a dar la razón al equipo gallego, obligando a la ACB a readmitirlo en la máxima categoría del baloncesto español y con la obligación de pagar el canon correspondiente a la temporada 1990/91.

Las opciones que manejó el club fueron, además de intentar conseguir los apoyos económicos necesarios para competir en la liga ACB, vender la plaza o fusionarse con otro equipo. Sin embargo, la ACB mantuvo e hizo saber al Obradoiro que la sentencia indicaba que el usufructo de la plaza pertenecía le pertenecía a él en exlusiva y advirtió al club gallego que denegaría la inscripción a un nuevo club producto de una fusión. Tampoco permitiría una venta de la plaza, dejando sólo una opción a los santiagueses: abandonar la plaza.

En 2009, con el nombre de Xacobeo Blusens, el club santiagués volvía a la élite del baloncesto español. Arrancó bien en el campeonato liguero y únicamente una segunda vuelta para el olvido le impidió manter la categoría. Una temporada en la LEB en la que quedó subcampeón de liga regular y campeón del playoff de ascenso le sirvieron para volver a la ahora conocida como Liga Endesa con más fuerza que nunca.

Tras salvar la categoría en las últimas jornadas de la pasada temporada, en la actual han conseguido volver a los playoff, aunque en esta ocasión a los de la lucha por el título de Liga Endesa. Alberto Corbacho, Robbie Hummel, Salah Mejri y compañía, dirigidos por Moncho Fernández, buscarán plantar cara al Real Madrid, tal y como hicieron en el Palacio de los Deportes hace una semana. Será un reto complicado, con los de Pablo Laso buscando el título que ponga el broche dorado a una buena temporada; pero el Blusens Monbus ha conseguido algo que parecía imposible hace solo cuatro años, mantenerse en la élite y tratar de tú a tú a los grandes equipos del campeonato.

Dejar respuesta