El Atleti, un justísimo campeón

0
125

Un punto de oro en el Camp Nou le ha valido al equipo del Cholo Simeone para conseguir su décima Liga y entrar en la historia. Tuvo que sobreponerse en el partido decisivo a las lesiones de Diego Costa y Arda en la primera parte, además del gol en contra de Alexis Sánchez. El gol rojiblanco lo consiguió Godín.

La plantilla del Atleti celebrando la Liga sobre el césped del Camp Nou. Foto: clubatleticodemadrid.com
La plantilla del Atleti celebrando la Liga sobre el césped del Camp Nou. Foto: clubatleticodemadrid.com

Neptuno está de fiesta. Esto fue posible gracias a la consecución del décimo título ligero en la historia del club colchonero. Una consecución difícil de creer a principio de curso, cuando nadie pensaba que pudiera hacer frente a los dos colosos, pero que gracias al ‘partido a partido’ y el creer en sus posibilidades, han hecho que la gesta fuera posible.

Diego Pablo Simeone a la cabeza, ‘Mono’ Burgos (segundo entrenador), Vizcaíno (tercer entrenador), el ‘profe’ Ortega (preparador físico), todos ellos como cabezas visibles, junto con otras personas de régimen más interno, han hecho conseguir en este Atlético una mentalidad ganadora y una aptitud física envidiable. En definitiva, han conformado un equipo que estaba acostumbrado a pelear por entrar en Europa, hasta ahora, consiguiendo un título liguero 18 años después y luchando por reinar en Champions el próximo sábado. Y es que, el alma de Simeone tiene toda la pinta de que va a dar guerra y va a dominar el fútbol durante varios años.

En cuanto al partido, los rojiblancos han tenido que sobreponerse una por una a todas las adversidades que se le iban apareciendo. En primer lugar la lesión muscular de Diego Costa, un jugador que reaparecía, y que a los 14 minutos tuvo que salir del campo. Poco tiempo después, en el minuto 21, fue el turno de Arda Turán en un choque con Busquets, quien tenía que abandonar el terreno de juego. Las entradas de Adrián y de Raúl García dejaban a Simeone con un solo cambio para afrontar 70 minutos de partido.

Por si estos dos contratiempos fueran pocos, minutos antes del descanso, Alexis Sánchez se saca de la chistera un gol brillante no, brillantísimo. Un zapatazo a una dejada de Leo Messi con el pecho que pule la escuadra de la meta defendida por Courtois. Un resultado con el que se llegó al descanso, que daba la liga al Barça. Unos culés que durante todo el partido, tiraron más de voluntad que de cabeza, con una defensa muy dubitativa atrás, con un Pinto silbado y fallón cada vez que pasaba el balón por sus pies, y sumado a un Messi ‘missing’ o si quieren, desaparecido, que ya es más que preocupante si esta será su verdadera forma en el Mundial de Brasil.

Siguiendo con la segunda mitad, el Atlético salió en tromba, como tiene que salir un equipo que no ha luchado 37 jornadas para perder todo en la última, en definitiva un equipo como los del Cholo. Consecuencia de ello, llegó el primer y único gol de Godín que supuso el campeonato minutos después.

Tras el gol, un Barcelona muy parecido al de la primera mitad, colgando balones al área, pero esta vez más fallón al irse con todo arriba. Muchos huecos que no supieron aprovechar los rojiblancos. Asedio final que de poco sirvió en el campeonato.

El Atlético de Madrid por tanto, celebró el título liguero en un Camp Nou muy agradecido con los colchoneros, supo homenajearles y reconocer su superioridad durante toda la Liga BBVA. Con este nuevo título, parte de la afición madrileña se desplazó a Neptuno, donde los jugadores irán mañana después de recorrer en un bus las calles principales de la ciudad madrileña. Una jornada de celebración que comenzará mañana a las 19 horas desde el Calderón y que no tiene fecha de cierre. Además, no disponen de mucho tiempo, ya que se tienen que poner manos a la obra, sobre todo el profesor Ortega, para poner a punto a sus jugadores en la final de Champions del sábado que viene ante el Real Madrid. Otra fecha que puede ser histórica, al igual que la de hoy. 

Dejar respuesta