El Athletic se merienda al Manchester United

0
82

El Athletic de Bilbao compuso una oda al buen fútbol en su victoria por 2-1 sobre el Manchester United en San Mamés, mientras que el Valencia logró su pase a cuartos de la Europa League tras empatar a uno con el PSV en el Phillips Stadium. El Atlético de Madrid, por su parte, venció 0-3 en el “infierno turco” del Besiktas, pero la mayor sorpresa fue la eliminación del Manchester City frente al Sporting de Lisboa. El cupo de equipos clasificados se completa con el Schalke 04, el Metallist Kharkiv, el AZ Alkmaar y el Hannover 96.

Fernando Llorente marcando de volea

El Athletic de Bilbao culminó la machada eliminando al subcampeón de Europa, el Manchester United, tras ganar por 2-1 en San Mamés. Los de Bielsa demostraron por juego y ambición que, actualmente, son uno de los mejores equipos del viejo continente.

El partido, en el que los locales recuperaron al central Amorebieta, comenzó exactamente igual que el de la ida, con una presión adelantada del Athletic y un buen trato del balón, a la par que se sucedían ataques constantes en la portería inglesa. En el minuto tres llegó el primer susto por medio de Susaeta, cuyo disparó pasó rozando la meta del ex atlético De Gea. La afición del Athletic premiaba el buen juego de los suyos con constantes vítores y, en el ecuador de la primera parte, Amorebieta ponía un gran centro que Llorente voleó para marcar el primero de la tarde. El riojano se hizo daño en la jugada y tuvo que ser sustituido poco antes del descanso por Toquero, que se llevó una gran ovación.

Tras el gol del Athletic, los Diablos Rojos adelantaron sus líneas, pero el paso por vestuarios pareció desanimar a los pupilos de Alex Ferguson. El Athletic rozó el segundo en un gran eslalon de Ánder Herrera al que le faltó definición. Fue en el 64 cuando De Marcos cerró el partido con el segundo tanto rojiblanco. El Manchester bajó definitivamente los brazos, aunque Rooney maquilló el resultado con un gran disparo que se introdujo en la escuadra de la portería bilbaína.

El Valencia visitó el Phillips Stadium del PSV dispuesto a hacer buena su victoria en la ida. Para ello, Emery no pudo contar con su estrella, Roberto Soldado, quien estaba sancionado. En el equipo holandés se estrenaba como nuevo técnico Phillip Cocu, que apostó de salida por un valiente 4-3-3 con una tripleta atacante formada por Wijnaldum, Matanz y Mertens.

La primera parte fue de los holandeses, que se adueñaron del balón y asediaron la meta de Diego Alves sin obtener ningún premio. Por parte valencianista el peligro llegó de la mano de Aduriz y Jonás, que pusieron en apuros a Tyton. Así, el Valencia se adelantó en el marcador nada más regresar del intermedio: Feghouli disparó desde la frontal y Rami metió la cabeza para desviar la trayectoria del esférico, logrando el primer tanto del encuentro.

El PSV no se amilanó y fue a por el empate, pero un magnífico Diego Alves lo evitó con paradas de mucho mérito. Finalmente, el PSV batió al portero brasileño gracias a un tanto de Toivonen. Los holandeses se lanzaron al asedio de la meta valencianista, especialmente por medio de Labyad y Toivonen, pero el choque terminó en empate y con el pase del conjunto español.

El Atlético, por su parte, congeló el ‘infierno turco’ del Besiktas con un partido muy serio y sin errores. Simeone salió con un once en el que sólo faltaban los lesionados Diego Ribas y Tiago. El encuentro no se caracterizó por un juego excelso y de pases eléctricos, pero tampoco le hizo falta a los rojiblancos.

El Besiktas atacó tímidamente en los primeros compases del partido, pero ahí acabó su labor ofensiva. El Atlético tampoco atacaba, pues el juego se desarrollaba fundamentalmente en el centro del campo. Tuvo que ser Arda Turan el que fuese profeta en su tierra cuando, mediada la primera parte, puso un gran centro a Adrián para que éste batiera la portería defendida por Cenk Gonen. Las pocas esperanzas turcas se vinieron definitivamente abajo y el Atlético se hizo dueño y señor del encuentro.

Los madrileños dominaron plácidamente la situación y lo siguieron intentando por medio de Adrián y Turan, y sólo la falta de acierto impidió un carrusel de goles. En última instancia, el segundo tanto llegó en una jugada casi surrealista: Gonen no midió bien la salida en un balón aéreo y Falcao se hizo con el cuero para anotar una  nueva muesca en su revólver. Poco después, Salvio finalizó una contra de los de Simeone para cerrar el marcador y poner al Atlético en cuartos de final.

En el resto de encuentros de la Europa League, la mayor sorpresa fue la eliminación del Manchester City a manos del Sporting de Lisboa. Los ingleses debían remontar el 1-0 encajado en el José Alvalade para seguir en la competición, pero se toparon con un gran Sporting que confió plenamente en sus posibilidades. El ex del Villarreal Matías Fernández anotó el primer gol de falta directa y sólo siete minutos después llegó el tanto de Van Wolfswinkel, que aprovechó un gran centro de Izmailov para dejar la eliminatoria vista para sentencia. El City se marchó al descanso con la necesidad de anotar cuatro goles en 45 minutos y a punto estuvo de alcanzar su objetivo: Agüero (por partida doble) y Ballotelli dieron esperanzas al público del Etihad, pero el Sporting resistió y consiguió una victoria que deja muy tocado a Roberto Mancini.

Sporting de Lisboa

El Schalke de Raúl logró su pase frente al Twente gracias al acierto rematador de Huntelaar. No obstante, las cosas se pusieron de cara para los holandeses cuando Janssen adelantó a su equipo a los trece minutos de juego. Luego llegaría el festival alemán, con el ‘hat trick’ de Huntelaar y un tanto más de Jones que cerró la goleada y el pase de los germanos a cuartos de final.

El Olympiakos sufrió un severo correctivo en el Karaiskakis Stadium, donde cayó eliminado por el Metallist Kharkiv. Los locales se pusieron por delante gracias a un tanto del español Marcano, pero los ucranianos sellaron su clasificación con los goles de Villagra y Devic.

El Metalist celebrando un gol

El AZ Alkmaar despidió al Udinese en el estadio Friuli. A los dos minutos de juego, Di Natale convertía un penalti para poner en franquicia la victoria local, una sensación que refrendó Pasquale con el segundo de la noche. Sin embargo, Falkenburg anotó el gol que los holandeses necesitaban para acceder a la siguiente ronda del torneo. Los italianos buscaron el empate, pero el guardameta Alvarado cerró su marco a cal y canto.

El Hannover jugó en el AWD Arena la vuelta de su eliminatoria contra el Standard de Lieja. Los alemanes protagonizaron un partido muy serio y abrieron el marcador a los tres minutos de juego por medio de Abdellaoue. Poco después, Kanu introdujo el balón en su propia portería y amplió la ventaja local. Fue una noche negra para el defensa del conjunto belga, ya que también fue el involuntario autor del tercer gol germano. En el descuento, Sergio Pinto culminó la goleada teutona.

Imagen Athletic cedida por www.athletic-club.net

Imágenes Metalist/Sporting de Lisboa: Aleksandr Osipov /frmorais

Dejar respuesta