El Athletic del “profe” Bielsa se doctora en Old Trafford

0
353

El Athletic de Bilbao vivió una noche mágica en el mítico estadio de Old Trafford, donde derrotó sin paliativos a un Manchester United que se llevó un gran repaso futbolístico. Por su parte, el Atlético de Madrid se deshizo del Besiktas gracias a los tantos de Adrián y Salvio, que dejan a los colchoneros con pie y medio en la siguiente ronda de la Europa League. El contingente español lo completó el Valencia, que desarboló al PSV antes de echarse una siesta que puede pasarle factura en el encuentro de vuelta.

Old Trafford vivió una noche mágica para el Athletic

El Athletic derrotó al Manchester United (2-3) en una noche que pasará a los anales del centenario club vasco. Con un juego de toque, asociación y lucha digno de destacar, los leones disputaron un gran encuentro que no acabó en goleada por la magnífica actuación de De Gea. El Athletic comenzó dominando, pero fue Rooney quien inauguró el marcador en el minuto 22. Lejos de amilanarse, los pupilos de Bielsa siguieron con el guión preestablecido, buscando sus oportunidades a base de triangulaciones de un lado a otro del campo.

En una de esas, justo al filo del descanso, Llorente remató un centro de Susaeta que suponía el empate bilbaíno. Tras la reanudación, un segurísimo De Gea, que realizó su mejor partido de la temporada, impidió que el Athletic se adelantara inmediatamente en el luminoso. No obstante, el fútbol acabó por recompensar la constancia rojiblanca en el minuto 71, cuando De Marcos, que se encontraba en fuera de juego, aprovechó un gran centro de Ander Herrera para poner el 1-2.

Espoleado por su afición, la única que se hacía oír en el estadio, el Athletic siguió a lo suyo y en el 89 llegó el tanto de Muniain, que recogió un rechace de De Gea para subir el tercero al casillero visitante. Ya en el tiempo de descuento, el árbitro señaló penalti por unas manos de De Marcos dentro del área; Wayne Rooney se encargó de transformar la pena máxima que cerraba el marcador.

Por otro lado, el Atlético de Madrid también dio un paso de gigante en su lucha por conquistar los cuartos de la Europa League. Con un once plagado de bajas, el conjunto colchonero se midió al Besiktas de Simao Sabrosa, que regresaba al que fuera su estadio durante tres años y medio. El Atleti salió en tromba a por el partido y, tras un breve dominio del cuadro turco, los rojiblancos lograron adelantarse por medio de un gran gol de Salvio. Sólo pasaron dos minutos hasta que el medio argentino volvió a aprovecharse de una fenomenal asistencia de Koke para firmar el segundo. Al borde del descanso, Adrián realizó una maravillosa jugada individual y marcó el tercero.

Tras el paso por vestuarios, el Atlético desapareció del mapa y el Besiktas se hizo dueño y señor del partido. Mediada la segunda parte, Simao armó un potente disparo que se introdujo sin remisión en la escuadra de la portería rojiblanca. En los minutos finales debutó Saúl, que con sus 17 primaveras se convirtió en el futbolista más joven del Atlético en competición europea. El duelo se cerró con un 3-1 que pudo haber sido aun más exiguo, ya que el meta Courtois realizó varias intervenciones de mérito.

También hubo alegría contenida en Mestalla, donde el Valencia logró una buena victoria por 4-2 frente a un PSV que fue de menos a más. Los chés comenzaron muy fuerte el partido, demostrando sus aspiraciones en el segundo torneo continental. En el minuto diez, Pablo Hernández puso un centro que Víctor Ruiz acertó a rematar para abrir el marcador. Apenas dos minutos después, Barragán filtró un pase que Soldado convirtió en el 2-0. El Valencia tocaba sin prisa y sólo se vio alterado por la lesión de Ricardo Costa, que tuvo que ser sustituido por Rami. Issakson, portero del cuadro holandés, salvó a los suyos en varias ocasiones hasta que Soldado, al filo del descanso, transformó un penalti cometido sobre Jonás.

El Valencia se marchó a la caseta con la eliminatoria casi decidida, y todo pareció visto para sentencia cunado Piatti anotó el cuarto en el minuto 56. Sin embargo, el PSV adelantó sus líneas y comenzó a asediar la portería de Diego Alves. En el 82, Mathieu cometió un penalti con el que Toivonen recortó distancias, y ocho minutos después fue Wijnaldum quien marcó el definitivo 4-2 tras una buena jugada personal. El resultado, a todas luces positivo, aún puede poner en aprietos al conjunto valencianista cuando éste visite el Phillips Stadium.

En el José Alvalade de Lisboa, el Sporting recibió a uno de los favoritos para llevarse la competición, el Manchester City. Los ingleses no hicieron honor a su condición de candidatos y, pese a que saltaron con brío al terreno de juego, sus fuerzas se agotaron en seguida. Quizás confiaron en que alguna individualidad resolvería el partido a su favor, pero esto no ocurrió y la mayor estrella del equipo inglés fue el portero Joe Hart, que salvó a los ‘citizens’ de una derrota mayor. A base de casta y coraje, los verdiblancos crearon varias situaciones de peligro que terminarían por cristalizar en el gol de Xandao. El equipo de Mancini se volcó en ataque, buscando un empate que le permitiera afrontar con más garantías el encuentro de vuelta, pero los lisboetas resistieron y certificaron una victoria de lo más justa.

El Twente venció gracias a un solitario gol a uno de los gallitos de la competición, el Schalke 04 de Raúl. En un partido sin excesivas ocasiones, los visitantes no supieron hacer gala de su teórica superioridad. Un penalti convertido por De Jong fue suficiente para acabar con la resistencia germana.

El AZ completó la buena noche de los equipos holandeses al derrotar por 2-0 al Udinese. Parecía que los italianos tenían todas las papeletas para adelantarse en el electrónico, ya que asediaron sin rubor la meta del AZ. Sin embargo, Martens marcó el primer gol de los locales en el minuto 63, mientras que Falkenburg cerró el resultado veinte minutos más tarde.

En Lieja, el Hannover arrancó un valioso empate a dos en su enfrentamiento con el Standard. La primera parte fue de los belgas, aunque los alemanes se adelantaron gracias a un penalti transformado por Stindl. El cuadro local empató merced a un tanto de Buyens y, tan sólo un minuto después, el ex racinguista Tchité hacia el segundo para el Standard. Ya en la segunda parte, los papeles se tornaron y el Hannover se erigió en dominador del encuentro, que finalizó en tablas tras el gol de Diouf.

Finalmente, el Olympiakos obtuvo un gran resultado en su visita al Metalist Kharkiv. El centrocampista español David Fuster anotó el único gol del conjunto griego, que con esta victoria da un gran paso hacia la siguiente fase. Con todo, el marcador puede resultar engañoso, máxime cuando las mejores ocasiones correspondieron al equipo ucraniano.

Fotografías: Ross Hawkes/Peace Cup

Dejar respuesta