El astro-Rey gira a una velocidad más rápida que el resto de las Estrellas

0
199

Un equipo internacional de astrofísicos dirigidos por el español Rafael A. García, del Servicio de Astrofísica del CEA en Francia, en el que se integran también investigadores del Centro de Astrofísica de Canarias (IAC), ha descubierto que el núcleo del Sol, que contiene más de la mitad de su masa, gira más rápido que el resto de la estrella, aunque no lo hace a tanta velocidad como predicen las actuales teorías de evolución estelar. Las conclusiones de la investigación, que abre una nueva era en el estudio del origen del Sistema Solar y la evolución de las estrellas, se publican en la edición digital de la revista ‘Science’.

Los investigadores han realizado este descubrimiento gracias a los datos recogidos durante más de una década por el instrumento de Oscilación Global de Baja Frecuencia (GOLF, por ‘Global Oscillation at Low Frequency’) que se encuentra a bordo del satélite SOHO, las siglas por las que se conoce al Observatorio Solar y Heliosférico puesto en órbita en 1995 por la Agencia Espacial Europea y la NASA. GOLF fue especialmente diseñado para detectar modos de oscilación solares apreciables por el efecto Doppler causado por el acercamiento o alejamiento rítmico de la superficie del Sol en un amplio espectro de frecuencias.

El satélite SOHO se encuentra a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra en dirección al Sol en un área que permite una observación solar fuera de la atmósfera terrestre, con lo que se evita la distorsión atmosférica, y continuada, puesto que para el satélite el Sol no se pone.

El artículo publicado en ‘Science’ descubre por primera vez una señal que se atribuye a las oscilaciones de origen gravitatorio que se propagan en la zona más interna del Sol e incluso en su núcleo. Además, al comparar los resultados con los modelos solares más avanzados que se conocen hoy en día, se obtiene que la rotación del núcleo solar es varias veces superior a la del resto del Sol.

Según explicó a Europa Press Rafael A. García, formado en la Universidad de La Laguna y anteriormente investigador del IAC, “el estudio de las ondas gravitatorias del Sol abrirá una nueva puerta para la investigación sobre la física solar y los modelos teóricos sobre la evolución estelar”.

García además señala que este trabajo permitirá profundizar en el estudio de las condiciones físicas y dinámicas reinantes en el núcleo del Sol, donde se generan las reacciones termonucleares que liberan su energía, además de aportar nuevas restricciones a las teorías de formación del sistema solar.

Hasta ahora los modelos de evolución mostraban que el núcleo solar debía de girar a gran velocidad, pero los resultados obtenidos excluyen una rotación tan rápida. Esta mayor “lentitud” implica, según los investigadores, la existencia de un mecanismo de freno que podría consistir en un campo magnético fósil, remanente del colapso inicial de la estrella.

Los científicos han utilizado técnicas de vibración similares a las que utilizan los sismólogos para estudiar el interior de la Tierra. La heliosismología, que así se denomina al conjunto de técnicas que estudia las radiaciones que emite las capas más internas del Sol, comenzó a finales de la década de los setenta.

En la investigación han participado Sebastián Jiménez-Reyes, Pere L. Pallé y Antonio Eff-Darwich, del Grupo de Sismología Solar y Estelar del IAC y la Universidad de La Laguna. El grupo fue pionero en esta disciplina y ya en 1979 estableció, junto con investigadores de la Universidad de Birmingham, el carácter global de la oscilación de 5 minutos, conocida desde los años sesenta, como correspondiente a modos propios de oscilación del Sol. Dicho descubrimiento marcó el inicio y posterior desarrollo de la heliosismología.
 

Fuente: europa press
Fotografía:  www.jrcasan.com

Dejar respuesta