El Asefa Estudiantes pone a prueba a un Real Madrid de récord

0
55

El Real Madrid está protagonizando un inicio de temporada espectacular. En la Liga Endesa acumula un pleno de diez victorias sobre diez que lo colocan como líder y único equipo invicto de la competición, y en la Euroliga lidera su grupo gracias a partidos que han logrado solventar con unas remontadas impactantes y efectivas que les han dado el pase a la siguiente ronda a falta de dos partidos, en los que tratarán de asegurar la primera plaza.

Rudy Fernández es una de las claves del buen inicio de temporada de los de Pablo Laso

En el décimo partido de Liga, que enfrentaba al Madrid con el CAI Zaragoza (que ocupa una cómoda octava posición en la clasificación), ganaron los de Pablo Laso por 94-79, mostrando un juego de lo más atractivo debido a un potentísimo ataque y a la participación sobresaliente de Jaycee Carroll y Sergio Rodríguez en un duelo donde se cumplían los 1.200 partidos del club en la ACB, que se resume en 886 victorias y 334 derrotas a lo largo de treinta temporadas en las que ha conquistado ocho títulos de Liga.

El Real Madrid comenzó la presente temporada ganando la Supercopa de España ante el eterno rival, el Barcelona Regal, en Zaragoza, y dispuesto a poder luchar por todas las competiciones con un proyecto ilusionante liderado por el incombustible capitán Felipe Reyes y con la explosión definitiva de Nikola Mirotic como grandes atractivos. El entrenador Pablo Laso, muy discutido cuando se comunicó su contratación la campaña anterior, ha conseguido crear un grupo muy equilibrado que le está dando unos resultados que han instalado el estado de optimismo en la sección de baloncesto del club que dirige Florentino Pérez.

Sergio Llull, uno de los pesos pesados del vestuario, no es ajeno al nivel de exigencia al que se enfrentan y se muestra confiado: “El equipo está con muchas ganas y con mucha ilusión puesta en esta temporada y vamos a luchar por esos tres títulos. Es el objetivo del Real Madrid”.

La clave del éxito parece residir en el acierto a la hora de gestionar los minutos entre todos los jugadores, en el control de las famosas rotaciones. Es cierto que el protagonismo en estos primeros compases de la temporada lo está acaparando Mirotic, pero el papel cada vez más determinante de Rudy Fernández, la madurez que refleja Sergio Llull, la influencia de Carroll, que siempre cumple de un modo brillante cuando más se le necesita o el trabajo sucio realizado bajo el aro que desempeña Felipe Reyes son solo un ejemplo de la solidaridad que demuestran sobre la cancha los jugadores blancos.

La racha positiva de diez victorias la pondrá a prueba el próximo domingo el Asefa Estudiantes que recibe al actual líder en un derbi en el que los blancos parten como favoritos. La duda estará en la participación de Rudy, debido a que lleva varios días soportando fuertes dolores de espalda por una lumbalgia que le ha obligado a cogerse la baja. Asimismo hay que comprobar el estado en el que llegan Mirotic y Reyes tras sendos golpes recibidos en los últimos partidos. Pese a todo, Pablo Laso no cree que las bajas puedan determinar el resultado de un partido que califica como muy complicado: “No pienso en rotar al equipo porque tengamos la clasificación matemática conseguida en la Euroliga. El equipo tiene su estilo de juego y así seguirá. Esto es el Real Madrid y todos los jugadores deben jugar al máximo”.

El equipo colegial ha lanzado un vídeo para que su afición acuda en masa a apoyar al equipo bajo el lema: “Ir con los que ganan es muy fácil, ser del Estudiantes es mejor” en el que una vez más rozan lo antideportivo en lugar de centrarse en animar a su equipo. En el vídeo en lugar de potenciar los valores de los que presumen, acuden al colegio Ramiro de Maeztu, cuna colegial por excelencia, haciéndose pasar por representantes del Real Madrid para convencer a los niños, aficionados al Estudiantes, para que se cambien de equipo: acusan a los madridistas de jugar solo por dinero, de que la camiseta blanca no transmite sentimientos y a Laso de culpar a sus jugadores tras las derrotas y usar un lenguaje inadecuado, cuanto menos reprobable y alejado del mensaje institucional que deberían transmitir los clubes para animar a la afición a divertirse y en ningún caso para generar conflictos entre aficionados rivales.

La tarde del domingo Madrid acogerá un derbi que puede dar la undécima victoria al Madrid o un nuevo triunfo al Estudiantes, que actualmente ocupa la séptima posición de la tabla con seis victorias. La emoción está asegurada por lo que la deportividad debe ser la protagonista del partido.

Dejar respuesta