El Arte del Retrato

0
838

El retrato ha sido desde siempre uno de los palos clásicos de la pintura, hasta tal punto que se ha llegado a convertir en rasgo de identidad de muchos artistas. Pero la realidad es que son muy pocas las exposiciones que se dedican a la muestra del estudio del retrato en la historia del arte. Pues bien, ahora el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación CajaMadrid hacen un recorrido de manera conjunta por la evolución de este género en el arte de vanguardia entre 1890 y 1990, periodo en el que se produce una cambio radical en la propia concepción del arte. El espejo y la máscara. El retrato en el siglo de Picasso presenta cómo la crisis de identidad del hombre moderno y la crisis de confianza del arte en la verdad de sus imágenes influyeron de forma especial en el desarrollo del retrato. Además, con la llegada de la fotografía, que captaba con exactitud a sus modelos, se pensó que el retrato pictórico pasaría al olvido. Sin embargo, no fue así, ya que se ha demostrado que ha sido (y todavía continúa siendo) una fuerza vital para el arte moderno.

Este proyecto reúne 145 retratos de hasta 60 artistas diferentes para revelar que, tras haber permanecido prácticamente inalterado, el retrato rompe en ese tiempo con el compromiso de ser fiel reflejo de su modelo. De esta forma, los artistas nos ofrecen imágenes alternativas, que pueden, de otra manera distinta, desvelarnos la fragilidad y la vulnerabilidad del personaje. Por esta razón, el recorrido de la muestra se plantea como una suma de criterios cronológicos y temáticos, en torno a los años de actividad del gran retratista del siglo XX: Pablo Picasso.

La exposición en el Thyssen comienza con dos de los pioneros del retrato moderno: Gauguin y Van Gogh. Ellos fueron los primeros que hicieron una reflexión sobre el género, retratándose principalmente a sí mismos. De ahí el nombre de la sala: “Ante el espejo”.  Y concluye con los retratos simbólicos de Miró, Dalí, De Chirico o Frida Kahlo, auténticas metáforas de los personajes. En estos, las imágenes de los sujetos reales se transforman, se disuelven y toman una nueva forma, en la sala “Sueño y pesadilla”, donde se alcanza el surrealismo. Por otro parte, el recorrido por las salas de la Fundación CajaMadrid arranca con un importante conjunto de retratos realizados por Picasso en los años centrales del siglo XX. Asimismo, obras de Dubuffet, Giacometti o Antonio Saura muestran el arte de la distorsión de las figuras a la hora de interpretar el retrato. La exposición termina con la reinterpretación del retrato del último tercio del siglo XX: David Hockney, Ronald B. Kitaj o Andy Warhol.

Colecciones particulares, museos y fundaciones de todo el mundo han prestado los cuadros para esta muestra, compuesta por un total de 12 salas, que permanecerá en Madrid hasta el 20 de mayo.

Fuente de las fotografías:
www.museo
thyssen.org

Dejar respuesta