Los fanáticos del pilotaje ya pueden intercambiar datos con el Ar.Drone 2.0

0
85

El Parrot AR. DRONE 2.0 es un helicóptero de cuatro hélices que, gracias a los avances de las nuevas tecnologías, se puede controlar mediante ondas Wi-Fi a través de un Smartphone o Tablet. El aparato fue presentando recientemente en el Consumer Electronics Show de Las Vegas (EE.UU.), evento donde se anuncian todas las grandes novedades del sector.

Cuadricóptero Ar. Drone

El helicóptero dispone de una cámara frontal que ofrece imágenes en directo en la pantalla del jugador. Gracias a  la aplicación AR. Free Light 2.0, el piloto puede grabar secuencias y compartilas con todos sus contactos; además de captar imágenes, esta aplicación permite guardar datos del pilotaje como velocidad, altitud, duración o lugar, y difundirlos posteriomente en comunidad o a través del canal de vídeos YouTube.

Una vez instalado el juego, el fondo del dispositivo móvil cambia a una imagen de cabina real. Así, con tan sólo mover los pulgares, se puede iniciar el despegue del cuadricóptero, hacer que ascienda y descienda o que vaya de izquierda a derecha sin perder el equilibrio. A medida que el jugador va a adquiriendo experiencia se puede ir cambiando de modo, hasta llegar a un nivel de pilotaje en el que un ligero movimiento del Smartphone o Tablet provoque un cambio de rumbo para el aparato volador.

Con respecto al equilibro y la estabilidad, el helicóptero cuenta con diversas herramientas que le permiten mantenerse en el aire, caso del giroscopio, el acelerómetro, el magnetómetro de tres ejes y el sensor de presión que aporta estabilidad vertical. Las cuatro hélices aportan un vuelo fluido, la cámara situada bajo el dispositivo permite saber la velocidad a través de una comparación de imágenes y los dispositivos de luz permiten que el usuario conozca en todo momento la localización del aparato.

Base de Ar. Drone

El material con el que ha sido fabricado es el mismo que se utiliza para los parachoques, consiguiendo así protección y resistencia sin perder ligereza. Para los interiores se ha empleado una carcasa que protege a las hélices de los impactos, mientras que para volar en espacios abiertos dispone de una carcasa de contornos redondeados que reducen la fuerza del viento, favoreciendo una mayor estabilidad.

Imágenes cedidas por Parrot

Dejar respuesta