El año de ‘Nole’

0
88

El tenista serbio Novak Djokovic ha hecho historia tras una magnífica temporada en la que ha ganado tres Grand Slams y cinco Masters 1000, entre otros torneos. Su mayor reto ha consisitido en desbancar como número uno del mundo a Rafael Nadal, su víctima preferida, que termina el año con un buen sabor de boca tras la consecución de la Copa Davis por parte de España.

Djokovic se coronó como número 1 en la hierba de Wimbledon

En el balance tenístico de 2011 hay un gran protagonista: Novak Djokovic. El serbio comenzó la temporada conquistando su segundo major en Melbourne al endorsarle un 6-4, 6-2 y 6-3 en la final a Andy Murray. Continuó como número tres del mundo hasta que, en la semifinal de Indian Wells, derrotó a Roger Federer en un torneo que acabaría logrando ante Rafa Nadal. Este partido significó el comienzo de la pesadilla para Nadal y del sueño para Djokovic, que sumó veinte victorias consecutivas y ganó al jugador español en las cinco finales de majors y Masters 1000 en que se vieron las caras.

Tras Indian Wells llegó Miami y la historia se repitió: Djokovic venció a Nadal, aunque no fue tan fácil (4-6, 6-3, 7-6). El resurgimiento de Rafa llegó en la arcilla de Montecarlo, tierra sagrada para el manacorí, que ganó su séptimo Masters consecutivo en Mónaco frente al también español David Ferrer. En Madrid y en Italia se volvieron a ver las caras los dos cabezas de serie y se repitió el resultado de los Masters anteriores: victorias del tenista serbio.

En Roland Garros, Djokovic vería rota su magnífica racha al perder con Roger Federer en las semifinales de un torneo que acabaría conquistando Rafa Nadal, vencedor del suizo por 7-5, 7-6, 5-7 y 6-1. Era el sexto título de Nadal en París, un registro solo igualado por Björn Borg.

Un mes después, Nole se resarció de la derrota con su primer Wimbledon, superando de nuevo a Nadal en el encuentro decisivo y arrebatándole su privilegiada posición en el ránking ATP.

Después del torneo británico llegaría el tour sobre las pistas duras de Norteamérica, con paradas en Canadá (victoria de Djokovic) y Cincinnati (Murray). Nole se convirtión en el primer tenista que lograba cinco Masters 1000 en una misma temporada. El US Open también llevó acento balcánico: Djokovic venció a Nadal, por última vez en la temporada, por un contundente 6-2, 6-4, 6-7 y 6-1.

El año tenístico terminó con las dos victorias consecutivas de Roger Federer en París y en la Copa de Maestros de Londres, en las que tuvo como víctima a Jo-Wilfred Tsonga. El suizo alcanzó de esta forma su  título número setenta en cien finales disputadas, arrebatando de paso el tercer puesto mundial a Andy Murray.

En cuanto a la Copa Davis, torneo final de la temporada tenística, España se alzó con la Ensaladera por quinta vez en su historia. El protagonista fue Nadal, que consiguió el punto definitivo ante Juan Martín del Potro en una final que destacó por el colorido de ambas aficiones. De esta forma, Nadal pudo quitarse la espina de los sinsabores anteriores.

Fotografía: Marianne Bevis

Dejar respuesta