El aniversario más revolucionario

0
258

Terra da fraternidade / Tierra de fraternidad
Grândola, vila morena
/ Grândola, villa morena
Em cada rosto igualdade /
En cada rostro igualdad
O povo é quem mais ordena /
El pueblo es quien más ordena

José “Zeca” Alfonso, Grândola, Vila Morena”

La Revolución de los Claveles es uno de esos acontecimientos que llenan de orgullo a un país. Un levantamiento militar que acabó con el Estado Novo, el régimen dictatorial más longevo de Europa.

Portugal echa una mirada al pasado cargada de nostalgia por la valentía y el arrojo que demostraron sus compatriotas el 25 de abril de 1974 cuando salieron a la calle hartos de la decadencia económica y social y las guerras coloniales en África que estaban desangrando al país. Un suceso que comenzó a forjarse seis años antes cuando el dictador fascista Antonio de Oliveira Salazar tuvo que dejar su puesto de Presidente de la República a Marcelo Caetano por una grave enfermedad que le quitaría la vida dos años después en 1970.

Dentro del seno militar se estaba forjando un misterioso grupo rebelde que ansiaba un cambio para el país, el Movimiento das Forças Armadas. Formado gran parte de él por generales y miembros de baja graduación castrense, conto rápidamente con el apoyo de milicias de estudiantes y universitarios. El favor hacia el levantamiento fue tal que las crónicas del momento solo tienen registrado el fallecimiento de cuatro personas. La señal para tomar las calles lusas fue la canción Grândola, Vila Morena del compositor portugués José “Zeca” Alfonso que sonaría en Radio Renascença unos minutos después de iniciarse el día 25 de abril. Pronto as ruas portuguesas se llenaban de soldados armados y tanques cuyos cañones eran engalanados con los claveles rojos que el pueblo coloco sobre ellos como símbolo de la unión y la fraternidad que existía en todo el país contra un régimen que anquiloso a Portugal durante 48 años.

Este aniversario viene en el mejor momento posible para aupar el decaído espíritu portugués que asola al país después del crack de su economía. Hoy día, el clamor luso va por otro lado, pero va. El chantaje europeo, revestido de rescate económico, ha provocado el rechazo de los sectores más combativos y reivindicativos del país, como el de la Federación Nacional de los Sindicatos de la Función Pública (FNSFP). En las próximas elecciones del 5 de junio Portugal irá a las urnas, pero muchos son conscientes de que su destino se juega en otra plaza llamada Europa. Por eso, para primeros de mayo se está preparando una gran huelga que reavive el espíritu de libertad y compromiso que inundaron las calles lusas aquel 25 de abril del 74.

El empobrecimiento de las clases más populares fue uno de los motivos del levantamiento de hace 37 años. Ahora son las medidas de ajuste que exige Bruselas, que degradaran aún más si cabe la precaria situación de los trabajadores portugueses, las que exigen salir a la calle.

Fuente de las imágenes:
http://islakokotero.blogsome.com/2007/04/
, http://www.rtve.es/rtve/20090414/36-anos-revolucion-claveles/264254.shtml

Dejar respuesta