El amplio universo de Momo

0
452

Escrita por Michael Ende, y publicada en 1973, “Momo” intenta conectarnos con nuestros verdaderos anhelos, analizando la importancia del tiempo en la vida del ser humano. Adaptado por Vita Huber para teatro y, en Perú, dirigida por Jorge Villanueva, Momo es una crítica al modelo racional de concebir el tiempo, basado en el consumismo.

Sacada de la Literatura, y bajo el subtítulo de “Momo o la extraña historia de los ladrones del tiempo y de la niña que le devolvió el tiempo a los hombres”, la obra guarda un sentido profundo al recordarle al espectador que lo realmente importante de la vida humana no tiene carácter material. Tampoco en lo que aparentemente se aprecia como bello o elevado, que seduce a los personajes, en medio de la trama, y los lleva a estilos de vida donde lo importante de vivir radica en el dinero o la fama.

Con un lenguaje sencillo, mágico y, por momentos tierno, la obra de teatro envuelve al espectador de principio a fin. Este mensaje a las sociedades modernas, fue bien llevado a escena gracias al trabajo de Jorge Villanueva. Como en El Dragón de Oro, el director encontró a un grupo homogéneo de actores que supieron retransmitir el concepto de la obra a los espectadores que, función tras función, salieron cargados con optimismo y ganas de ver la vida, y aprovechar el tiempo, de la mejor manera.

“Tenía la ilusión de hacer Momo que, prácticamente, es dirigida a niños, jóvenes e incluso adultos. Son estos libros, como El Principito, que por más que uno crezca, nos dejan una enseñanza que trasciende la edad y las generaciones”, comenta el destacado director peruano.

La historia

En las ruinas de un viejo teatro, vive una niña huérfana llamada Momo, quien posee una habilidad extraordinaria para saber escuchar, lo que le permite darle solución a diversos problemas. Su alegría innata, le hace entablar amistad rápidamente con Gigi (personaje que parece estar enamorado de ella), Beppo, entre otros.

“Definiría a Momo como un persona que te transporta a un estado de tranquilidad. Ella me ha enseñado a mí durante los meses de ensayo. Es un personaje que escucha y tiene una gran habilidad para estar en el momento en que se la necesita. Como le dice el Maestro Hora: ‘Tienes la habilidad de escuchar a los demás y de escucharte a ti misma’. Ella escucha a su corazón, lo que le permite tener un estado de amplitud. Como actriz, mi cuerpo tenía que estar atento a lo que pasaba, pues Momo es corporal y siente lo que ocurre a su alrededor”, nos cuenta Moyra Silva, actriz que interpreta a Momo.

Esta atmósfera de paz se ve opacada con la llegada de los Hombres Grises, individuos que representan al Banco de Tiempo e impulsan ahorrar tiempo entre los seres humanos (tiempo que puede ser depositado en el Banco y devuelto al cliente después, con interés). En realidad, hacen que la gente lo olvide todo salvo su obsesión por “ahorrar” todo el tiempo posible para un hipotético uso posterior.

“Sensibilizar a los niños es increíble… aunque Momo también está dirigida para cualquier edad. Ser el Maestro Hora ha sido un trabajo delicado pues he tenido que ser consciente sobre lo que tenía que proyectar a los espectadores, la huella que he dejado en ellos, es para que la sigan y le encuentren sentido al tiempo y vida que tienen”, nos cuenta Marcello Rivera, actor e integrante del grupo de teatro Ópalo.

Pronto, Momo, conocerá al Maestro Hora y a su asistente Casiopea, quienes la ayudarán a devolver la alegría a sus amigos y a derrotar a los hombres grises. De esta manera, el amplio universo de Momo nos muestra una obre bien trabajada, donde destacan las actuaciones de Marcello Rivera, Patricia Barreto, Moyra Silva, Ángela Velásquez, Claudio Calmet, Mario Velásquez, entre otros.

Una espléndida dirección, nos muestra que el teatro para niños también sensibiliza a los adultos y al mundo. Disfrutemos de nuestro tiempo viendo Momo, admirando el despliegue corporal de los actores, una buena proyección de voz y ritmo en cada escena. Seamos amos de nuestro propio tiempo.

Fuente de la imagen:
Periosía

Dejar respuesta