El agua os sienta tan bien

0
205

Una década después regresan los Mundiales de Natación a Barcelona. La piscina del Palau Sant Jordi acoge una cita esperanzadora para el futuro de la disciplina en España. El equipo local, comandado por la doble medallista olímpica Mireia Belmonte, espera ratificar la buena actuación de Londres 2012 y superar la cifra de 11 preseas que la delegación española pescó en la cita mundialista de Roma 2009.

La piscina del Sant Jordi durante los Mundiales de 2013. Foto: Jorge Andreu (www.bcn2103.com)
La piscina del Sant Jordi durante los Mundiales de 2003. Foto: Jorge Andreu (www.bcn2103.com)

Recibe España por tercera vez el mandato de organizar los Mundiales de natación. Tras la exitosa edición de 2003, Barcelona vuelve a convertirse en la capital mundial de este deporte. Desde esta noche, con la ceremonia de apertura, y hasta el próximo 4 de agosto, las instalaciones del Sant Jordi, las piscinas Picornell, la Municipal de Montjuïc y las aguas abiertas del Mediterráneo serán el escenario de un evento donde la natación española quiere seguir un camino de recuperación y triunfo que arrancó en Roma.

La selección local asienta su ilusión en Mireia Belmonte, la doble medallista de Londres, y que ha puesto a España en el mapa mundial de tan relevante práctica. La nadadora de Badalona competirá en un total de ocho pruebas: seis individuales y dos relevos. Belmonte se destapó en el Centro Acuático de la capital británica como una competidora fiable, sólida y capaz. La reunión olímpica vio el final de su anterior versión, temerosa ante las grandes citas, y bautizó a la nadadora campeona.

Abanico amplio de candidatas acompañan a la catalana. Tienen las mujeres del equipo local opciones razonables de medalla con Melani Costa en los 200 y 400 libres, Duane da Rocha en los 50 y 100 espalda, Beatriz Gómez en los 200 y 400 estilos y en los 800 libres, Marina García en los 200 braza, y Mercedes Peris en los 50 espalda. El elenco de mujeres que pueden alcanzar alguno de los cajones del podio es largo. Rematan el listado, en las pruebas de aguas abiertas, Erika Villaécija y Yurema Requena en 10 kilómetros y Margarita Domínguez sobre la distancia de 25 kilómetros.

La natación sincronizada, especialidad fetiche coronada con una generación muy larga de ‘sirenas’, vivirá el cambio de liderazgo. Con Gema Mengual fuera del equipo, Ona Carbonell habrá de tomar el relevo y sobrevivir a la presión tanto de competir en casa como de mantener a España entre la burguesía de este deporte. Varias medallas puede sumar el país anfitrión en las diferentes pruebas de la ‘sincro’. Después de un invierno difícil tras la polémica que se generó alrededor de Anna Tarrés, ex seleccionadora, la calma parece haber llegado al equipo.

Un papel menor que el de las chicas del combinado español jugarán sus compañeros. El talentoso Rafa Muñoz tratará de reencontrarse en los 50 y 100 mariposa y Aschwin Wildeboer luchará por las medallas en los100 espalda. En las pruebas de trampolín, el televisivo Javier Illana luchará por alcanzar un hito complicado y sin precedentes: tocar metal. El repertorio local es mucho más breve en varones que en féminas.

El waterpolo se disputará en las piscinas Picornell, recinto donde el equipo español de los Juegos del 92 vivió la amargura de la plata contra Italia. Comparecen los equipos masculino y femenino con muy sensatas opciones de éxito. Ellas forman un bloque jovencísimo y son subcampeonas olímpicas; ellos buscan emular glorias pasadas en los grandes campeonatos internacionales.

Vuelven a zambullirse las grandes estrellas mundiales de la natación después del gran concurso que ofrecieron en Londres el pasado verano. Atención especial merecerá Ryan Lochte, veterano atleta y considerado como el heredero carismático del ausente Michael Phelps. También sobresalen los nombres del chino Sun Yang, el brasileño César Cielo, el francés Yannick Agnel, el sudafricano Chad le Clos y el japonés Kosuke Hagin. Entre ellas, las deportistas con mayores expectativas de gloria son la americana Missy Franklin y la joven y poderosa china Ye Shiwen. Acompañan al antagónico dúo, la también norteamericana Ruta Meylutite, la holandesa Ranomi Kromowidjojo y la gala Camille Muffat.

Dejar respuesta