El acoso escolar: un tipo de maltrato con nefastas consecuencias

0
310

El acoso escolar o también  conocido por su acepción inglesa “bullying” se define  como cualquier maltrato ya sea físico, verbal o psicológico entre escolares durante un periodo de tiempo prolongado. Los primeros síntomas que pueden empezar a exteriorizarse se encuentran en casa.  No estar motivado a ir al colegio, que decaiga el rendimiento escolar, insomnio, suceptibilidad, simular cansancio o dolores de cabeza, tener mucho hambre y ganas de estar en casa son algunos de los síntomas más destacados.

8D637551-1607-4F85-A886-F6F05FF4C9C8

El acosador intenta intimidar, reducir, somete y consumir a su vícitma con el fín de obtener resultados beneficiosos para él. Sin embargo, el maltrato no se queda ahí. Los niños que sufren  acoso en algún momento de sus vidas no lo padecen de manera puntual, sino que deja secuelas para el resto de sus vidas.

Es aquí donde hay que mencionar el artículo que se publicó el pasado 20 de febrero en la edición en línea de la revista Jama Psychiatry a cerca de las consecuencias que desencadena el maltrato escolar. Dicho artículo refleja los resultados a los que los expertos han llegado después de haber recopilado información de más de 1.400 niños que fueron víctimas del acoso escolar.

Los menores que sufrieron acoso en su infancia tienen secuelas en la edad adulta y pueden llegar a padecer ansiedad, depresión o incluso tener pensamientos suicidas. Además, según apunta el autor del estudio, William Copeland, profesor de la Universidad de Duke en Durham (Carolina del Norte),  no sólo tienen estos síntomas las víctimas sino también los acosadores.

Al comienzo del estudio las víctimas tenían entre 9 y 13 años y éste terminó cuando tenían 16. Durante ese tiempo tanto los niños como los padres estuvieron sometidos a múltiples entrevistas y los resultados obtenidos son espantosos. El 26% de los niños admitió haber sido acosado y el 9’5 % afirmaron ser acosadores y víctimas de manera simultánea.

En la etapa adulta de sus vidas los investigadoes descubrieron múltiples trastornos psicológicos en 1.200 personas entrevistadas. Las vícitmas padecen trastornos depresivos, ansiedad generalizada, pánico y agorafobia. Los acosadores, por su parte, además de correr el riesgo de sufrir ansiedad y depresión suelen tener pensamientos relacionados con el suicidio y trastono antisocial de personalidad.

El estudio concluye haciendo un alegato a la intervención temprana de los diversos casos de maltrato escolar, pues ello cambiará el curso de los acontecimientos. Asimismo, alarman a los padres para que tomen en serio la mínima sospecha que vean en los pequeños.

 

Imagen: Google

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta