El 14 de febrero, ¡celebra el día de la energía!

0
117

Además de ser el día de los enamorados, el 14 de febrero es el Día Mundial de la Energía; y se celebra para fomentar el uso responsable de los recursos energéticos, y animar al aprovechamiento de las energías sostenibles.

Una vista del parque eólico offshore Middelgruden en Dinamarca/ ONU/Eskinder Debebe CC
Una vista del parque eólico offshore Middelgruden en Dinamarca/ ONU-Eskinder Debebe CC

Como cada año, desde 1949, se celebra el Día Mundial de la Energía el 14 de febrero, con el objetivo de promover el uso de fuentes alternativas, y disminuir de este modo la utilización de energías no renovables, que no sean respetuosas con el medioambiente. Con esta celebración, se busca llegar a toda la población mundial para que formen parte activa del cambio en favor de la integridad de la naturaleza y sus recursos.

En ese marco,son varias las energías alternativas que se postulan como las fuentes de energía limpia del futuro. Entre esas energías se encuentran la energía solar fotovoltaica, la eólica, la marina, la geotérmica, la biomasa o la hidroeléctrica, entre otras. Todas estas energías alternativas tienen en común su mínimo impacto sobre la naturaleza, y el aprovechamiento sustentable que hacen de los recursos. De esta manera, se definen como un tipo de energía capaz de satisfacer las necesidades presentes sin comprometer los recursos y capacidades de las generaciones futuras.

La inversión en estas nuevas fuentes, por los países que forman parte de las Naciones Unidas, ha ido creciendo de forma acelerada, alcanzando los 26.000 millones de dólares en el periodo 2012-2013, y situándose en los 70.000 millones el pasado año 2014, en los países desarrollados. Sin embargo, aunque el panorama de inversión en energías sostenibles parezca halagüeño, la realidad es que las inversiones irán decayendo, según apunta el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en su último Informe anual, si no se provee de fondos adicionales a los países en vías de desarrollo.

En la actualidad, la sociedad en la que vivimos depende, casi por completo, de la energía para subsistir. El modelo energético que se ha venido usando durante las últimas décadas ha repercutido negativamente en la naturaleza, agotando sus recursos y poniendo en jaque el equilibrio de la biosfera. Este es el panorama que se arroja desde el último Informe anual del PNUMA del 2014; desde el que se señala, a su vez, que la producción a partir de energías renovables solo supone, aproximadamente, el 13% de la demanda mundial de energía primaria. Ante esto asegura que los recursos mundiales de bioenergía o biomasa (un tipo de energía renovable) son suficientes para cumplir con la demanda proyectada.

Sin embargo, este modelo energético trae consigo, además, consecuencias indeseadas como la ‘pobreza energética’, entendida por la incapacidad de un hogar para satisfacer una cantidad mínima de servicios energéticos para sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano), según se define en el Estudio de la Pobreza Energética en España llevado a cabo por la Asociación de Ciencias Ambientales en el 2012.

Es por esto que se fomenta, con la celebración de este día, el uso de las energías respetuosas con el medioambiente. El objetivo es crear conciencia tanto en los gobiernos como en los ciudadanos de que la energía es un bien común que hay usar de forma responsable y sostenible.

Imágenes: ONU Flickr

Dejar respuesta