Egipto aprueba su nueva Constitución en el medio de la represión policial

0
97

El pueblo egipcio ha dicho “si” a su nueva Constitución con un 98,1% de los votos a favor. La participación de un 36,6% supera en cinco puntos la cifra registrada en el referéndum de 2012 durante a presidencia del derrocado Mohamed Mursi. Después de meses de protestas y violencia, con los Hermanos Musulmanes y afines como principal problema, este triunfo podría facilitar el camino hacia la presidencia para Abdel Fattah al Sisi. 

La foto es cedida por flick.comAlrededor de 20 millones de egipcios de los 53 llamados a votar reconocen la Constitución. Esta es la primera apertura de las urnas en Egipto desde el golpe de Estado que forzó a los islamistas a ceder el poder. El proceso se ha desarrollado en un clima de tensión política. La violencia y la represión han marcado también los días del referéndum. Durante la primera jornada, un grupo de partidarios del expresidentes Mursi se enfrentaron a las fuerzas del orden, provocando la muerte de once personas. El jueves pasado un estudiante murió por un disparo en uno de los enfrentamientos a las puertas de la Universidad del Cairo. Al día siguiente las manifestaciones islamistas, que fueron sofocadas por la policía, se saldaron con cuatro muertes más.

Ante estos acontecimientos, las fuerzas del orden han llevado a cabo una campaña de represión brutal contra los islamistas y seguidores del depuesto presidente. Cientos de sus simpatizantes han muerto, la mayoría de sus dirigentes han sido encarcelados y su organización ha sido declarada “grupo terrorista”.

El informe preliminar de la organización estadounidense Democracy Internacional, defiende que no ha habido posibilidad más allá de la adhesión al “sí”. Según la entidad, no hubo oportunidad real de disentir para quienes rechazan el plan impuesto por el gobierno interino. De esta forma se unen a la crítica lanzada por el Centro Carter (organización de ayuda humanitaria sin animo de lucro fundada por el expresidentes estadounidense Jimmy Carter), donde advierten, “el polarizado ambiente político” y “la ausencia de un proceso inclusivo para la redacción y la discusión pública del proyecto Constitucional”.

Tras la recién aprobada Constitución y con una participación, celebrada por el gobierno interino como “histórica”, el camino hacia la presidencia para el comandante en jefe de las fuerzas armadas, al Sisi, parece cada vez más claro. Convertido en un auténtico héroe popular, el general presentó la semana pasada su candidatura presidencial con dos especiales requisitos: una demanda popular en su dirección y la autorización del ejército. El resultado del referéndum podría interpretarse como un aval, a su cada vez más probable aspiración.

Dejar respuesta