Educación entre iguales para prevenir el VIH

0
164

“Antón uso condón”  y  “Don Tintico” son dos programas de la Fundación Atenea para que personas vulnerables ante el VIH actúen como agentes de salud. El pasado 1 de Diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el Sida, ONG nos recuerdan la importancia de la prevención.

Antón es un personaje de ficción creado por internos de distintos centros penitenciarios de España. Sus aventuras tratan de sensibilizar y prevenir el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual entre parejas internas en centros penitenciarios en las que uno de los dos miembros es seropositivo. Lo mismo pasa con Don Tintico, el personaje ideado por presos colombianos de los centros penitenciarios de Valdemoro y Ocaña I y II.

Ahora tanto Antón como Tintico son protagonistas de comics, folletos y materiales creados por internos destinados a fomentar la prevención ante el VIH/Sida. La idea es que los propios internos sean los que transmiten mensajes de promoción de la salud entre “sus iguales”.

Para ello, la Fundación Atenea Grupo Gid selecciona a un grupo de personas con las que se realiza una serie de talleres sobre sexualidad, uso del preservativo y prevención.

Tras esta formación, los participantes transmiten lo aprendido entre su grupo de iguales, a través de la realización de charlas, folletos, o representando obras de teatro.

Dos mujeres seropositivas, participantes en este proyecto reflexionan sobre el llamado “Sida social”, es decir  la discriminación que todavía hoy padece este colectivo y que disminuye su calidad de vida.

”Desde que en los 80 apareció el primer caso de Sida se ha adelantado mucho en tratamientos y medicación, pero no tanto en ética y sensibilización ciudadana” señala una de ellas.

Ambas nos recuerdan que es fundamental hacerse la prueba del sida si se han mantenido relaciones sexuales de riesgo, tanto si eres heterosexual como homosexual, tanto si tomas drogas como , si por fortuna, no lo haces, ya que casi una cuarta parte de la población que tiene el virus VIH no lo sabe.

Para fomentar esta actitud positiva y animar a la gente a que se haga las pruebas, también es importante acabar con la discriminación, ya que mucha gente no quiere hacerse los análisis por temor al rechazo de su entorno.

Tanto esta fundación como cada uno de sus miembros, incluidos los médicos que colaboran con ella, nos dicen alto y claro que ser portador del VIH no es igual a muerte, se puede hacer una vida completamente normal tomando unas medidas básicas, y lo más importante, existen tratamientos cualificados que mejoran y alargan la calidad de vida de estas personas.

Por eso lo más recomendable es facilitar el acceso a la información a todo el mundo, no exclusivamente a colectivos determinados, ni solo en días señalados como el 1 de Diciembre. El resto del año el Sida sigue existiendo, y los riesgos de contraer el virus siguen siendo los mismos. Pero parece que tienen que recordárnoslo con campañas y Días Mundiales, señores, infórmennos mas a menudo porque el ser humano tiende a rechazar  u olvidar temas tan delicados como estos, sobre todo si solo se siguen asociando el Sida a determinados grupos marginales o a relaciones sexuales alternativas.

Recordemos siempre aquel eslogan publicitario:  “El Sida somos todos”.

Fuentes del texto:
www.ateneagrupogid.org
www.cesida.org
Fuentes de imágenes:
www.google.com
www.ateneagrupogid.org

Dejar respuesta